Mujer pensando cómo hacer una transición laboral

¿No te sientes cómodo con la profesión o el cargo que estás desempeñando? Si este es tu caso, Rafael Sarandeses, headhunter & coach ejecutivo y de desarrollo profesional te explica cómo hacer una transición laboral.

Rafael Sarandeses es coach ejecutivo y organizacional certificado bajo el Columbia Coaching Certification Program (Nivel 2), coach certificado de hábitos (Modelo de Comportamiento de BJ Fogg) y “Certified Practitioner” en las metodologías Neethling Brain Instruments, Belvin y DISC. Pero, para llegar a desempeñarse en este cargo, tuvo que atravesar diferentes profesiones.

A sus 23 años decidió dejar de ser piloto de carreras profesionales (campeón español de Fórmula 3 de 1998), una decisión difícil, llevaba 10 años trabajando para ascender a la F1. Desde entonces, Rafael ha hecho alrededor de cinco transiciones laborales: construyó barcos en Italia, estuvo en la banca de inversión, cofundó ThirdWay África, un merchant bank centrada en oportunidades de inversión de impacto social. Actualmente es coach ejecutivo de carrera, profesor asociado de IE Business School y en ThePowerMBA.

Por eso, ¿quién mejor que él para explicarte cómo reimaginar tu carrera profesional?

Claves para realizar una transición laboral

Sin embargo, en la monotonía del día a día es difícil a veces identificar que necesitas salir de tu zona de confort, por eso el experto te da algunas claves para reconocer cuando necesitas realizar una transición laboral.

Tus valores no coinciden con los de la empresa: estar trabajando en una empresa donde hay personas que no comparten tus valores o no se alinea con tus objetivos de vida hacen que busques otras opciones.

Identifica qué problemas quieres resolver con tu trabajo, si no se relacionan con el objetivo de la empresa en la que laboras lo recomendable es buscar un transición profesional, pues estás haciendo no se cumpla con tu propósito de vida.

Te empeñas en trabajar en un lugar donde no aplicas todas tus fortalezas. Si eres una persona que tiene un buen relacionamiento con el cliente, te expresas bien pero estás en una posición en la que no te comunicas. Indudablemente, no estás explotando las habilidades que te hacen brillar.

Entrena tu mente y reinventa tu carrera

Ahora bien, imagina que ya hiciste ese cambio pero a medida que lo implementas sientes frustración, aparecen pensamientos o personas que te dicen: ¿por qué tomaste esta decisión? Rafael Sarandeses vivió situaciones que lo llevaron a dudar y cuestionarse en sus transiciones laborales. Por ello, te invita a preguntarte:

Define qué es importante para ti: pregúntate si estás enfocado en renunciar a algo por las demás personas o si estás pensando en perseguir metas acordes con tus valores y propósito de vida, porque en un proceso de cambio la resistencia puede estar adentro o afuera. Normalmente, la gente más reacia a este tipo de situaciones es nuestra familia o amigos porque deben ajustarse a nuestro cambio. Como esto es difícil, lo más cómodo para ellos es decir: ¡no cambies! Al final esto genera creencias limitantes.

Por eso separa la presión a la cual te estás viendo sometido y analiza la inherencia a ese cambio que necesitas, realizando este análisis sobre tu sistema de valores, preferencias, sentido de propósito y fortalezas puedes pensar cuál es el costo de no cambiar, cuestiónate a dónde vas a estar en tres años, cómo te vas a sentir desde el punto de vista anímico y emocional o qué tan satisfecho vas a estar porque al final solo tú estás en tus zapatos.

También te puede interesar: Los principios del ahorro para obtener libertad financiera

Así que cree en ti, arriésgate a cambiar y a emprender, de esta manera evolucionas profesionalmente y personalmente.