YouTube ha logrado acercar a padres e hijos a nuevas experiencias de entretenimiento y aprendizaje. Descubre por qué a tus niños no solo les atrae consumir este tipo de formatos sino también producirlos.

 Un niño de 7 años es el youtuber mejor pago de todo el mundo. Su canal cuenta con 17 millones de suscriptores y ha logrado más de 26.000 millones de reproducciones. Según un artículo publicado por la Revista Forbes, “estas cifras no son sorprendentes, pues los niños de hoy prefieren entretenerse a través de esta plataforma, tal como a los  millennials les gustaba  ver televisión”.

En Colombia, el fenómeno de los youtubers se hizo más visible cuando en 2016, “Hola soy Germán”, un youtuber chileno que da recomendaciones sobre cómo sobrevivir a la vida escolar y cuenta en su canal con más de 37 millones de suscriptores, paralizó la Feria del Libro de Bogotá (FILBO) cuando miles de niños y adolescentes colombianos querían ingresar a su firma de autógrafos para comprar su libro.

Para José Luis Páez, productor musical en Compensar  esto se ha generado porque “la forma en cómo se consume la televisión está cambiando, ya no nos adaptamos a la parrilla de un canal sino que gracias a la globalización y tendencias digitales podemos personalizar contenido y producirlo. No necesitamos sentarnos frente a un televisor sino que podemos acceder al contenido que queramos desde un computador, televisor o celular”.

De hecho, un reciente estudio sobre personalidades influyentes en los internautas teens realizado por Google y Provokers en Colombia, Chile, Argentina y México demostró que la credibilidad de los youtubers supera el 70% a la hora de recomendar marcas o productos. De igual forma, el portal ThinkWhithGoogle evidenció que el 70% de los niños y adolescentes colombianos afirman que YouTube los ha motivado a comprar libros de aprendizaje y a inscribirse a cursos de idiomas.

Pero eso no es todo. Este portal también señala que Colombia es uno de los tres países en los que mayor cantidad de internautas teens aspiran a ser creadores de contenidos. Esto llevó a YouTube a crear una guía para creadores de contenidos de YouTube Kids.

Por esta razón, Compensar decidió abrir el taller YouTube para que niños (desde 14 años) y adultos aprendan a utilizar esta plataforma y subir contenidos. “El taller tiene una duración de 2 clases de 120 minutos cada una, donde se les dará las herramientas necesarias para entender YouTube, editar videos y publicar contenido”, señala José Luis Páez.

No te pierdas la oportunidad de conocer junto a tu hijo esta plataforma que cambió la forma en cómo consumimos la televisión. Es hora de adaptarte a las nuevas tecnologías. ¡Inscríbete al taller YouTube de Compensar!