Garza real en los Humedales de Bogotá

Los humedales permiten mantener la biodiversidad del planeta, protegen al planeta frente al cambio climático y representan el medio de vida de millones de personas. Conoce en este artículo 5 humedales representativos de Bogotá y la importancia de tenerlos y cuidarlos.

Los humedales son definidos como zonas húmedas cubiertas de aguas naturales, artificiales, permanentes, temporales, estancadas, corrientes, dulces, salobres o saladas. Estos son ecosistemas estratégicos de gran importancia ecológica ya que ofrecen una gran variedad de bienes y servicios a las comunidades aledañas a estos.

Según información del Jardín Botánico de Bogotá, la importancia de los humedales radica en que contribuyen al mejoramiento de la calidad del agua y el aire de la ciudad, regulan los ciclos hidrológicos y permiten el intercambio de aguas superficiales y subterráneas.

Además de esto, también mitigan las inundaciones y los efectos del cambio climático, son el hábitat de una gran diversidad de especies endémicas, residentes y migratorias y tienen un alto valor social y cultural, llegando incluso a ser considerados como zonas de interés arqueológico.

Bogotá cuenta con 15 humedales a los que puedes ingresar de manera gratuita. A continuación, te presentamos 5 de los humedales más representativos de la ciudad:

Humedal Capellanía

  El Parque Ecológico Distrital de Humedal (PEDH) Capellanía
Imagen sacada de: http://humedalesdebogota.ambientebogota.gov.co/inicio/humedal-capellania-2/

El Humedal Capellanía se encuentra ubicado en la localidad de Fontibón y tuvo sus orígenes en la antigua Laguna del Tintal, que pertenece a la cuenca hidrográfica del río Fucha. Allí encontrarás un espejo de agua en el que podrás observar aves como la tingua azul, garzas rayadas, patos y diversidad de especies migratorias como los patos canadienses, entre otras.

Humedal Córdoba

Humedal Cordoba
Imagen sacada de: http://humedalesdebogota.ambientebogota.gov.co/inicio/humedal-cordoba/

El Parque Ecológico Distrital del Humedal Córdoba es un área protegida que hace parte de la estructura ecológica principal del Distrito Capital con 40.4 hectáreas. Este humedal conecta con los canales Córdoba y Molinos, al occidente con el lago del Club Choquenzá, Club los Lagartos y el Humedal Juan Amarillo, formando el sistema Córdoba-Juan Amarillo.

Según los listados de flora del Plan de Manejo Ambiental del humedal (2007) se han registrado 210 especies de plantas terrestres como árboles, arbustos y herbáceas. Asimismo, en este humedal se encuentran la rana sabanera o andina y la rana campana, siendo los dos únicos anfibios que aún habitan el humedal en las zonas mejor conservadas y con agua de buena calidad. El único reptil que posee el parque es la culebra sabanera o tierrera.

Humedal Juan Amarillo

Humedal Juan Amarillo
Imagen sacada de: http://humedalesdebogota.ambientebogota.gov.co/inicio/humedal-juan-amarillo/

El Humedal Juan Amarillo o Tibabuyes, recibe su nombre chibcha que quiere decir “tierra de labranza” o “labradores”, gracias a la riqueza del terreno que servía como punto de encuentro de este pueblo Muisca, en el que se realizaban actividades de agricultura y pesca.  Este humedal se encuentra ubicado entre las localidades de Suba y Engativá, siendo el más extenso de la sabana de Bogotá. En su parte final se conecta con la cuenca Salitre y desemboca en el río Bogotá.

En este humedal se encuentran animales como la chucua de los curíes. En términos de avifauna hacen presencia especies como: la tingua de pico rojo, garrapatero, el chirlobirlo, bichofué, gavilán maromero y pato turrio. En uno de los canales afluentes al tercio se localizan los peces guppys; en cuanto a la vegetación acuática se incluyen el junco, la enea, botoncillo y barbasco y en lo correspondiente a su vegetación terrestre se encuentran la higuerilla, zarzamora, pasto kikuyo, uchuva, arbolocos, sauce, entre otras plantas de porte alto.

Humedal La Conejera


Imagen sacada de: http://humedalesdebogota.ambientebogota.gov.co/inicio/humedal-la-conejera-2/

El Humedal La Conejera es un ecosistema intermedio entre lo acuático y lo terrestre, cuenta con porciones húmedas, semihúmedas y secas, se ubica en la localidad de Suba y pertenece a la cuenca de Torca. El humedal contribuye a la regulación del caudal del río Bogotá, tanto en época de lluvias como en temporadas de estiaje, mantiene un nivel hídrico estable.

El principal afluente del humedal La Conejera es la Quebrada La Salitrosa, que nace en el Cerro La Conejera, de donde deriva su nombre. El Humedal contribuye a la regulación del caudal del río Bogotá, tanto en época de lluvias como en temporadas de estiaje, mantiene un nivel hídrico estable. En la actualidad su capacidad de regulación se ha visto afectada por la desecación de sus afluentes primarias y nacederos que captan el agua de los cerros de La Conejera y El Indio.

También te puede interesar: Animales en peligro de extinción en Colombia

Humedal Jaboque


Imagen sacada de: http://humedalesdebogota.ambientebogota.gov.co/inicio/humedal-jaboque-2/

El Humedal Jaboque se encuentra ubicado en la localidad de Engativá, siendo la parte final de Cuenca Salitre y desemboca en el Río Bogotá. Se han identificado un aproximado de 653 especies, de las cuales 105 son atribuidos a la fauna silvestre, principalmente aves.

También, se han identificado 3 especies de mamíferos, 3 especies de reptiles, 2 especies de anfibios, 74 especies de flora entre acuática, acuática-terrestre, terrestre, hepáticas y musgos; 60 especies arbóreas, 93 especies de zooplancton, 36 macroinvertebrados acuáticos, 212 morfoespecies de artrópodos y 73 especies de algas planctónicas y perifíticas.

Recuerda que febrero es el mes de los humedales. Por eso, esta es la oportunidad perfecta para celebrar su existencia, cuidarlos y reconocer su importancia para nuestra vida. Si los quieres visitar escribe a [email protected]