La depresión es un trastorno mental padecido por más de 322 millones de personas en el mundo según la Organización Mundial de la Salud. Al ser una problemática de salud pública, es un asunto que requiere de la atención de todos y aunque no lo creas el amor es una clave para tratarla.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la depresión como “un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración”.

Aunque se trata de un estado de tristeza permanente en donde quienes la sufren dejan de hacer las actividades que antes disfrutaban, todos los tipos de depresión son manejables y requieren de un diagnóstico y tratamiento oportunos. Para esto, se debe saber que existen dos niveles: depresión grave, la cual requiere de un tratamiento farmacológico; y depresión leve, que se puede tratar sin medicamentos.

De ahí la importancia de contar con el apoyo de un psicólogo y psiquiatra para poder enfrentar esta enfermedad. Sin embargo, aunque es muy importante contar con el acompañamiento de un profesional, es necesario contar con familiares y amigos que, quienes gracias a su amor, pueden lograr que la persona se recupere.

¿Cómo ayuda el amor?

Resulta difícil explicar el amor con palabras, pero se trata de un sentimiento poderoso capaz de modificar nuestro comportamiento, gracias a que eleva los niveles de dopamina, un neurotransmisor que nos impulsa a repetir esas acciones que nos producen bienestar. Pero ¿cómo el amor puede ayudar a tratar la depresión?

Para el psicólogo Paulo Daniel Acero, Director Ejecutivo de Tribunales del Colegio Colombiano de Psicólogos, “las personas con depresión no se sienten comprendidas ni validadas, por eso, necesitan de un amor genuino, aquel donde hay una escucha activa y compresión. Cuando te sientes mal, esa persona que te ama no te dice: ¡tienes que ponerte bien, la vida es bella! Sino que te pregunta: ¿por qué te sientes así? y te reitera que no estás solo, sino que estará acompañándote en cada momento”.

Esa persona que te brinda amor genuino también te recordará la importancia de solicitar el apoyo de un profesional de salud mental como el psicólogo clínico y el psiquiatra, los únicos capacitados para acompañarte en este proceso. “Lo importante es que la persona con depresión se sienta acompañada y con la libertad de expresar sus sentimientos”, señala el psicólogo Paulo Daniel Acero.

También te puede interesar: Depresión, un trastorno que no distingue edad

Entonces recuerda que escuchar siempre es clave para detectar todas las señales de que un ser cercano a ti presenta depresión. Y si por el contrario eres tú quien lleva mucho tiempo con esta enfermedad, lo importante es comprender que la depresión se puede tratar, y tener claro que cada quien vive su proceso de manera diferente.