Los niños no todo el tiempo tienen que estar haciendo miles de actividades, al contrario, cuando se aburren también obtienen innumerables beneficios.  ¡Conócelos!

Es normal que los papás constantemente busquen actividades que entretengan a sus hijos. No obstante, como señala la psicóloga y logoterapeuta Marcela Valle Cuéllar “es fundamental dejarlos explorar su mundo interior, pues allí pueden potenciar su creatividad”.

Por lo tanto, cuando tu hijo se acerque a decirte que está aburrido lo recomendable es no crearle inmediatamente una actividad, sino que permitas que él se dé un tiempo para sí mismo. 

“Por supuesto que al principio tu hijo se quejará, seguramente también hará mala cara, pero no debes sentirte culpable porque la mayoría de los niños superan el aburrimiento rápidamente. Además, ellos cuentan con la capacidad de manejar la ansiedad que esto les produce”, señala la psicóloga Marcela Valle Cuéllar. 

¿Qué pasa cuando aparece el aburrimiento? 

De acuerdo con la experta, “la principal característica del sistema nervioso de los niños es la falta de inhibición cortical. Entonces, cuando se encuentran en un momento de tedio desarrollan esta inhibición, permitiéndoles ser más creativos y resolutivos”. 

De hecho, cuando les permites no hacer nada es cuando surgen las grandes ideas porque al no estar ocupados crean soluciones y comprenden que no necesitan muchos recursos para lograr lo que se  proponen. 

Una vez que logras entender esto te darás cuenta de que si organizas todas las actividades de tu hijo y tratas siempre de resolverle sus inconvenientes estarás sobreprotegiéndolo y como asegura la psicóloga y logoterapetura Marcela Valle Cuéllar, “esto generará que en un futuro se le dificulte adaptarse a los cambios”. 

También te puede interesar: Ideas para estimular la creatividad de los niños

Por ello, cuando un niño divaga un rato y aprecia lo que está a su alrededor encuentra que dentro de él hay un mundo que puede explorar con total libertad. Así “desarrolla la tolerancia a la frustración, la creatividad y se mantendrá motivado”. 

Por esta razón, cada vez que tus hijos se aburran no trates de buscar una película que los entretenga o jugar con ellos, por el contrato permite que disfruten su tiempo libre. Así reconocerás que ellos encontrarán la manera de divertirse.