Preparar menús saludables ahora es más fácil que nunca, gracias a la tendencia de alimentación: ‘meal prep’ que te permite tener listas las recetas de toda la semana en tan solo un día. Descubre cómo empezar a implementarlo en tu vida.

A muchas personas se les complica preparar sus alimentos entre semana, en efecto, las obligaciones del día a día hacen que al finalizar la jornada nos sintamos cansados, y que lo último que deseemos sea entrar a la cocina, por lo que al otro día, necesariamente la opción será comer en un restaurante o pedir un domicilio.

Esto no solo afecta nuestra economía sino que, a largo plazo, puede originar problemas de salud. De hecho, al consumir alimentos altos en grasas saturadas, azúcar y sodio se incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, debido al aumento de colesterol malo y triglicéridos.

Esto ha hecho que cada vez más personas sigan este método de preparación, que no solo ahorra tiempo, sino que también permite seguir una dieta nutritiva y sana. De acuerdo con Diego Sánchez, chef ejecutivo de Compensar,  “a la hora de preparar un ‘meal prep’ lo único que tienes que hacer es invertir tiempo para alistar anticipadamente los alimentos, con eso tu calidad de vida se verá beneficiada”.

De esta manera, podrás llevar a tu trabajo o lugar de estudio una comida rica en nutrientes. A continuación, te damos más tips para sumarte a esta tendencia.

*Organízate: elige un día a la semana en el que dedicarás toda una tarde a preparar tus alimentos. Recuerda agregarlo a tu calendario para que priorices esta actividad. No olvides, integrar a los demás miembros de la familia para compartir un momento juntos.

*Crea un menú semanal acorde a tu plan de alimentación: lo recomendable es asistir a una consulta de nutrición para que sea un profesional de la salud el que te evalúe y arme un plan ajustado a tus objetivos y necesidades. No obstante, laconsultora de alimentación saludabley nutricionista Paola Contreras aconseja:

  • Incluir alimentos de los diferentes grupos alimenticios (proteínas, grasas, carbohidratos, agua y vitaminas y minerales).
  • Consumir alimentos con mayor frecuencia y en menor cantidad para mantener una sensación de saciedad constante, contrario a lo que ocurre cuando se omite alguna comida; esto hace que a la siguiente sientas más hambre, y optes por elegir alimentos con alto valor calórico y muchas veces sin control sobre la cantidad.
  • Disfruta plenamente los momentos de alimentación. Haz de esta todo un ritual, en el que comas de manera tranquila, enfócate solo en el disfrute de sus sabores, aromas y texturas. Este acto cuando se realiza de manera consciente, además de disminuir el estrés,  genera saciedad, satisfacción y la sensación que todo está en orden.

*Haz un listado de los alimentos que vas a comprar. Antes de ir al supermercado dedica unos minutos a planificar tu lista de compras. Con esto, evitas agregar a tu mercado alimentos que no beneficiarán tu cuerpo.

*A la hora de armar tu menú saludable ten en cuenta:

–     Blanquear las verduras y cortarlas en trozos pequeños. 

–   Cocinar la proteína (vegetal o animal) y añadir una salsa o condimento de tu preferencia para sazonar. 

–    Envasa tu comida en un tapper y refrigeralo en tu nevera. Recuerda que la refrigeración no puede superar los ocho días. 

Recuerda que después de preparar tus alimentos saludables, debes mantenerlos refrigerados, con eso solo debes sacarlos de la nevera para llevarlos al trabajo. Desde luego, si sigues  la tendencia ‘meal prep’ te mantendrás saludable todo el año.