Buceo, senderismo y avistamiento de aves endémicas son algunas de las actividades que puedes realizar cuando practicas ecoturismo. Estos son los 5 destinos de Colombia para realizarlo.

Bajo la premisa de turismo responsable, el ecoturismo surgió como una nueva alternativa para los viajeros que buscan desconectarse del ritmo de las ciudades y entrar en contacto con la naturaleza y diferentes comunidades indígenas.

Carlos Tamayo, subdirector de Sostenibilidad y Negocios ambientales de Parques Nacionales Naturales afirma que: “cuando se realiza este tipo de turismo ayudamos a la conservación de los recursos naturales y tradiciones culturales. Además, mejora nuestra salud porque respiramos aire puro”.

Colombia por ser el segundo país más biodiverso del mundo cuenta con todas las características necesarias para realizar actividades sostenibles. Conoce el territorio colombiano y anímate a visitar estos mágicos lugares:

1.    Putumayo:

Tour de cascadas y cavernas son algunas de las atracciones que puedes realizar en el departamento de Putumayo, la puerta al gran pulmón del mundo. Las cascadas del fin del mundo son ideales para hacer torrentismo, rapel e hidromasajes.

Para acceder a ellas, debes ingresar por la vereda San José del Pepino, que conduce a Villa Garzón. Desde ahí, se inicia un camino veredal que dura una hora y media. La primera parte del senderismo se realiza a 506 metros sobre el mar y luego adquiere un nivel más complejo que alcanza los 822 metros.

A orillas del Río Caquetá se encuentran las Cavernas de Licamancha, creadas por la disolución de las rocas con una profundidad de 770 metros. En ellas puedes ver vestigios paleontológicos y una variedad de murciélagos e insectos.

2.    Caño Cristales:

El río más hermoso del mundo se encuentra en el municipio de Macarena-Meta. Sus cinco colores (amarillo, verde, rojo, azul y negro) lo hacen acreedor de este reconocimiento.

Gracias a sus aguas transparentes se ven reflejadas las plantas acuáticas que con el sol florecen bellos colores. Para llegar a este lugar, debes hacer un recorrido de una hora con 45 minutos que inicia con cruzar el río guayabero en lancha. Luego, atravesar una trocha del llano colombiano y caminar hasta la entrada del río.

Si estás interesado en dejarte cautivar por Caño Cristales recuerda que la temporada para viajar dura 6 meses al año. La primera empieza los primeros días de junio hasta noviembre. De diciembre a mayo, puedes viajar, pero no te permiten acceder porque las plantas se encuentran en periodo reproductivo.

3.    Parque Nacional Natural Tayrona:

El área protegida de El Parque Nacional Natural Tayrona se encuentra a 34 km de Santa Marta y abarca 12.5 millones de hectáreas, entre suelos y mares colombianos.

Bosques húmedos, secos, manglares, corales, praderas de algas y una vista al mar abierto permite realizar avistamiento de flora y fauna, especialmente de aves en vía de extinción.

Sus playas exóticas son aptas para bucear y hacer careteo, pero recuerda que debes ser un buen turista. Por ejemplo, si encuentras especies como el caimán de aguja no debes alimentarlo ni acercarte. Avísale al personal del parque; lo importante es recuperar y preservar la vida silvestre que habita en el Tayrona.

Por otro lado, los senderos del Parque se pueden recorrer a caballo. Puedes alojarte en cabañas, hamacas o hacer camping. El certificado de vacunación contra la fiebre amarilla no es requisito para ingresar.

4.    Bahía Solano

El Pacífico colombiano es una de las paradas obligadas para los amantes de la naturaleza. Entre julio y noviembre llegan las ballenas jorobadas a Bahía Solano para dar a luz y reproducirse. Un espectáculo único e indescriptible.

Para llegar a este paraíso, considerado una de las pocas selvas vírgenes que quedan en el mundo, lo puedes hacer desde el aeropuerto Olaya Herrera, ubicado en la ciudad de Medellín, en un vuelo que dura 50 minutos. También puedes salir desde el puerto de Buenaventura, en donde debes tomar una lancha que te lleva a Bahía Solano.

A través de un paseo en canoa podrás caretear y bucear. Las caminatas ecológicas por su selva húmeda permiten apreciar diferentes especies de fauna y flora. Desde septiembre hasta diciembre tienes la oportunidad de participar del programa de liberación de tortugas que se realiza a la luz de la luna.

No olvides que si vas a Bahía Solano debes probar sus platos artesanales y frutas exóticas del pacífico colombiano como el borojó, almirajó y chontaduro

5.    Parque Nacional Chingaza:

Chingaza significa ‘mitad de lo ancho’ y representa la anchura de los dominios cundinamarqueses. Es el tesoro natural y cultural del centro de Colombia. Los muiscas y guayupes, grupos indígenas de la zona centro del país, lo consideraban sagrado. El sol, páramo, lagunas y los bosques andinos eran escenarios de ritualidad y ofrenda para sus dioses.

Se encuentra a una hora y media de Bogotá, en la cordillera de los Andes, entre el departamento de Cundinamarca y Meta. Hay dos vías para llegar al Parque Nacional Chingaza. La primera desde el municipio de Guasca, hacia la Vereda la Trinidad- sector San Francisco. Esta carretera te llevará al Sendero Las Lagunas de Siecha, donde podrás realizar avistamiento de fauna, flora y senderismo. El recorrido dura tres horas.

La segunda, sales desde el municipio de La Calera, pasas por la vereda Buenos Aires, donde llegarás al puesto de atención del Parque-Piedras Gordas. 28 kilómetros más adelante encuentras el Centro Administrativo Monterredondo. Puedes visitar:

 Sendero a las Cuchillas de Siecha:

 Sendero a las Lagunas de Buitrago

 Sendero Laguna Seca

   Monterredondo sendero Suasie

 Sendero Las Plantas del Camino-Laguna de Chingaza

En estos recorridos respiras aire puro, sientes la energía de los indígenas que habitaron este lugar e, incluso, recorres los mismos pasos que usaron los sacerdotes Montfortianos para evangelizar. Lo mejor de todo es que si cuentas con suerte conocerás a el oso andino, el puma, venado cola blanca, cóndor de los Andes, entre otros animales de la zona.

Además, contemplarás flora colombiana como frailejones y musgos de pantano. Si quieres visitar el lugar, donde hace algunos años se encontró la balsa de oro, tienes que solicitar el ingreso con un mínimo de 15 días de anticipación, al correo [email protected]

Lina Morales, administradora de la Agencia de Viajes de Compensar, asegura que desde Compensar se promueve el ecoturismo: “queremos que los turistas sean sostenibles. La mejor forma para respetar el medio ambiente es entrar en contacto con él y la única manera de hacerlo es viajar, así valoramos la riqueza natural que tiene nuestro país ”.

Si quieres realizar ecoturismo conoce los paquetes que Compensar tiene preparado para ti con su agencia de viajes y conoce el encanto de viajar por Colombia.