Fiebre elevada, fotosensibilidad y vómito son algunos de los síntomas que produce la meningitis, enfermedad que puede causar graves daños cerebrales. Aunque es evitable, pocos saben cómo prevenirla. Te lo contamos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la meningitis es una infección bacteriana grave de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, causando la muerte en el 50 % de los casos no tratados”.

De hecho, la Asociación Colombiana de Neurología en un estudio realizado en cinco centros hospitalarios de Bogotá, encontró que, “el 50% de los niños sobrevivientes a la meningitis presentan complicaciones neurológicas graves como isquemia cerebral, edema cerebral, hidrocefalia, entre otras”.

Por ello, es muy importante aprender a prevenirla. Pero ¿Por qué se genera esta enfermedad en los niños?

Para el médico pediatra Osvaldo José Mercado Ching de Compensar, “lo primero que tienes que saber es que la meningitis es causada generalmente por diferentes tipos de gérmenes como virus, bacterias y hongos. Las edades más comunes comprenden a los lactantes menores de 1 año, niños pequeños menores de 5 años y a los adolescentes entre 15 y 18 años.

De igual forma señala que, “el ser humano es el único que aloja el virus, generando que la meningitis se transmita a través de microgotas o por contacto directo”.

Esto quiere decir que se transmite cuando hay una unión estrecha y prologanda de secreciones respiratorias como besos, estornudos, cubiertos compartidos, entre otros. 

¿Cómo detectarla a tiempo?

Los principales síntomas que se presentan son dolores fuertes de cabeza, fotosensibilidad, vómito, rigidez en el cuello, dificultad para concentrarse, fiebre elevada y pérdida del apetito.

Según el médico pediatra Osvaldo José Mercado Ching de Compensar los padres pueden sospechar que sus hijos sufren de meningitis cuando, “presentan fiebre alta, somnolencia, llanto irritable, inactividad, fontanela abombada (curvatura), rigidez del cuello y convulsiones.

Vacunarse, la mejor forma de prevenirla

La meningitis bacteriana, la cual es causada por el meningococo, neumococo y eHaemophilus influenzae, se puede prevenir mediante la aplicación de vacunas.

Por ello, es fundamental que los padres sigan el calendario de vacunas para evitar que sus hijos sufran complicaciones futuras. De igual forma para los otros tipos de meningitis como la causada por los virus, el pediatra Osvaldo José Mercado Ching recomienda:

  • Un buen y adecuado lavado de manos para que no se transmitan los gérmenes.
  • Evita compartir alimentos, bebidas, utensilios para comer y cepillo de dientes
  • Tápate la boca cuando estornudes y al toser.
  • Cuida y mantén el sistema inmunitario en buen estado. Para esto, sigue una dieta saludable y balanceada. No olvides dormir bien.

No olvides que la no aplicación de vacunas en niños menores de 6 años, condiciones de hacinamiento y un sistema inmunitario débil son las principales causas que los hace susceptibles a la meningitis.

Por eso, vacuna a tu hijo, sigue las recomendaciones higiénicas y recuerda visitar a su  médico de cabecera.