Mujer rubia presenta dolor en las muñecas

La artritis es una enfermedad inflamatoria crónica que suele presentarse mayoritariamente en personas entre los 40 y 60 años. ¿Qué la causa y cómo tratarla? Conócelo a continuación.

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Reumatología en Colombia alrededor de 5 millones de personas sufren algún tipo de artritis”,  una patología que si no se trata de manera adecuada y continua puede afectar la calidad de vida del paciente.

¿Qué es la artritis?

Según la Dra. Kelly Patricia Díaz, miembro de la Asociación Colombiana de Reumatología “la artritis es una enfermedad crónica, sistémica, autoinmune e inflamatoria que puede producir afectación en las articulaciones u otros órganos”.

De igual forma, la especialista en reumatología de la Universidad Nacional de Colombia señala que “a lo largo de la vida corremos el riesgo de sufrir de artritis, sobre todo, si existen antecedentes familiares. Por esta razón, esta enfermedad se puede presentar antes de los 16 años y en la adultez”.

Tipos de artritis

Existen diferentes tipos de artritis, entre las más conocidas se encuentra la artritis psoriásica, reactiva, juvenil y reumatoidea. Precisamente, y de acuerdo con la doctora Kelly Patricia Díaz, esta última es la más frecuente. Por ello, te explicamos qué es la artritis reumatoidea.

–       Artritis reumatoidea:

Según la doctora Laura Mercedes Moreno, gestor de la cohorte OMA de Compensar Salud, “ esta ocurre cuando el propio sistema inmune, que protege al cuerpo,  deja de reconocer como propias las articulaciones y otros órganos y comienza a atacar el tejido sano, causando inflamación, lesión y posteriormente enfermándolo”.

Asimismo señala que “los factores que incrementan el riesgo de esta patología son el género, pues las mujeres presentan mayor riesgo de sufrir artritis que los hombres, la edad, es más frecuente entre los 40 y 60 años, antecedentes familiares, entre otros factores ambientales como fumar o la obesidad”.

Síntomas de la artritis

La profesional en Medicina Kelly Patricia Díaz y especialista en reumatología señala que “el síntoma más frecuente es el dolor articular, el cual generalmente se presenta en la mañana cuando el paciente se levanta con cierta dificultad para abrir y cerrar las manos o estirar las extremidades. No obstante, a medida que avanza el día esta molestia disminuye paulatinamente”.

De igual forma, puede presentarse afectación en otros órganos. Por ejemplo: “generalmente al comienzo de la artritis reumatoidea se produce un dolor en las articulaciones pequeñas como dedos de las manos y pies, cuando ésta avanza los síntomas se expanden hacia las muñecas, rodillas, codos y cadera, con compromiso de las mismas en ambos lados del cuerpo.”,  explica la doctora Laura Mercedes Moreno.

Asimismo, Moreno resalta que “en este tipo de enfermedad existirán momentos en los que se aumenta la actividad y se alternan con períodos donde los síntomas desaparecen. Sin embargo, aunque no exista una sintomatología activa, el dolor e inflamación y rigidez continúan haciendo daño articular de manera silenciosa”.

Por esta razón, ambas especialistas enfatizan en la importancia de no abandonar el tratamiento ni dejar de tomar los medicamentos para  garantizar una buena calidad de vida. En ese sentido, los pacientes, según el caso y  recomendaciones del especialista, deben seguir un tratamiento farmacológico ( con medicamentos que controlan o modifican la actividad de la enfermedad) y no farmacológico (terapias físicas, acompañamiento nutricional y psicológico). 

Por último, las expertas coinciden en que se debe acudir tempranamente a la valoración médica en caso de presentar algunos de los síntomas mencionados anteriormente, pues como asegura Kelly Patricia Díaz “es importante que los pacientes consulten, sobre todo los adultos,  quienes a veces creen que con el paso de los años el dolor articular es normal y definitivamente no es así”.

También te puede interesar: Paso a paso para crear una rutina saludable

Por eso, te recomendamos consultar a tu médico y recuerda que Compensar Salud cuenta con un modelo de atención integral en el que se realiza un programa integral y multidisciplinario de esta patología