Recomendaciones para prevenir la hepatitis alcohólica

Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

    Lesiones hepáticas alcohólicas

    Tabla de Contenido

    Calificaciones

    Durante las fiestas de  fin de año se incrementa la ingesta de alcohol, desconociendo, en muchos casos,  que esto genera problemas de salud como la hepatitis alcohólica. Por esta razón, la hepatóloga Paola Leal Giraldo, miembro de la Asociación Colombiana de Hepatología, te explica cómo prevenirla.

    La hepatitis alcohólica es la inflamación del hígado a causa de una excesiva ingesta de alcohol, no obstante como señala la Dr. Paola Leal Giraldo, esta lesión del hígado no solo afecta a este órgano, pues “también genera daños a nivel sistémico como: deterioro neurológico, nutricional, pérdida de masa muscular, desórdenes metabólicos y cuando se está a punto de sufrir una falla hepática fulminante, aumenta la lipogénesis, que es un proceso de síntesis del ácido graso, triglicéridos, entre otros substratos”.

    Además, agrega que “también genera una reactividad tóxica y una actividad mutagénica que puede provocar diferentes tipos de cáncer derivados de la ingesta de alcohol”.

    ¿Cómo saber que hay un consumo excesivo de alcohol?

    Se tiende a creer que el consumo esporádico de alcohol no hace daño, sin embargo, en este punto la especialista aclara que “existen dos tipos de consumo: excesivo regular y excesivo episódico. El primero se da cuando diariamente se toman más de 60 gramos de alcohol y el otro ocurre cuando se ha pasado mucho tiempo sin tomar, pero se aprovecha una festividad o celebración para en un solo día o, incluso menos de dos horas, beber más de 240 gramos en hombres y 140 gramos en mujeres. Esto termina ocasionando los mismos daños que un consumo regular”.

    En ese orden de ideas, es importante que las personas identifiquen cuál es su consumo de alcohol para reconocer si están teniendo una ingesta excesiva.  De ser así, Leal aconseja “asistir a un profesional de la salud mental, pues  el consumo de alcohol hace parte de la clasificación y diagnóstico de  enfermedades mentales, es una conducta adictiva que se puede desatar por trastornos como la depresión o ansiedad”. 

    ¿Cómo prevenir la hepatitis alcohólica?

    De acuerdo con Paola Leal Giraldo “la principal recomendación es no consumir alcohol, porque, aunque la Organización Mundial de la Salud generó una unidad de bebida estándar que es de 10 gramos de alcohol, lo que equivale a 250 ml de cerveza o a 100 ml de vino, la realidad es que esto se generó acorde para tener un mínimo permisivo, no obstante no hay un estudio científico que compruebe que 10 gramos de alcohol no generan toxicidad”. Por esta razón, opta por otro tipo de bebidas para evitar la aparición de patologías crónicas como la cirrosis o hígado graso.

    Ahora bien, es comprensible que por tradición en festividades como el Año Nuevo se realice un brindis. Si lo vas a hacer, la doctora Leal recomienda acompañarlo con una comida para disminuir la toxicidad.

    Si sientes que tu consumo de alcohol es excesivo o ya has empezado a sentir síntomas como fatiga, debilidad, náuseas, fiebre, pérdida del apetito, debes consultar con tu médico de cabecera para que mediante su acompañamiento, puedas cuidar tu cuerpo de la mejor manera y tener más bienestar integral.

    Comparte este artículo:
    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp

    Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

      Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

        Artículos relacionados

        Revista Compensar
        ¿Quieres leer más contenidos exclusivos?

          suscríbete

          ¿Quieres leer más contenidos exclusivos?

          Suscríbete

            Share on facebook
            Share on twitter
            Share on linkedin
            Share on whatsapp

            Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

              Skip to content