Ayudar a cuidar el medio ambiente es responsabilidad de todos. Aquí 8 importantes pero sencillos consejos que puedes seguir para ser parte del cambio

Actualmente, la conciencia social con respecto al medio ambiente ha sido foco de discusiones, debates, leyes y un sin número de campañas en pro de generar en las personas la comprensión que este tema merece.

Te damos algunos consejos prácticos para que aprendas a cuidar el medio ambiente en tu día a día.

1. Usa el transporte público o la bicicleta:

A menos que puedas optar por compartir tu carro con varias personas para ir a la oficina, si quieres reducir las emisiones de CO2 te recomendamos que viajes en transporte público. Si te parece molesto o incómodo, también está la increíble opción de movilizarte en bicicleta o caminar, alternativas no solo ecológicas sino saludables para tu estado físico.

Dato curioso: ¿Sabías que Bogotá es la ciudad que más se moviliza en bicicleta en Latinoamérica?

2. Apaga las luces de tu casa:

¿Sabías que la quinta parte del gasto de nuestra factura de la energía proviene del consumo de bombillas luz? Nos hemos mal acostumbrado a dejar todas las luces de nuestra casa encendidas aunque no las estemos utilizando.

Debemos comenzar a tener la buena costumbre de encender solo las luces necesarias y así mismo cambiar las bombillas por unas de bajo consumo para así lograr hacer un aporte a la conservación del medio ambiente.

3. Recicla:

La manera más simple de combatir el calentamiento global desde nuestra casa es reciclando. Nada te cuesta separar el plástico del papel y el vidrio.

No generemos más contaminación cuando vayamos de viaje a la playa, recojamos las botellas de plástico porque estas pueden destruir la vida marina.

Igualmente, no olvides que los productos químicos, los aparatos eléctricos, las pilas y electrodomésticos deben llevarse a un centro de reciclaje especial. En muchos centros comerciales y en lugares como Compensar hay dispuestos contenedores para recolección de este tipo de elementos.

4. Planta árboles en tu jardín o en tu barrio:

Los árboles reducen los efectos del calentamiento global, permiten que existan zonas frescas, ayudan a mejorar la salud mental y siempre generan espacios agradables en cualquier lugar.

Si no cuentas con un jardín en tu casa, puedes intentarlo en un parque, en el jardín de algún familiar o vecino e incluso financiar proyectos de plantación de árboles.

¡Recuerda que lo importante es tener la intención de mejorar el entorno!

5. Desconecta los aparatos electrónicos cuando no estén en uso:

El cargador del celular, el horno microondas o la plancha del cabello son elementos que no deben que estar conectados todo el día, pues esto generará mayor consumo de electricidad.

También es importante generar conciencia de este ahorro a todos los integrantes de la familia para que el aporte sea colectivo.

6.Ahorra agua:

Lavar el carro con un balde, poner botellas llenas de agua en el tanque del sanitario o demorarse poco en la ducha, son aportes importantes que está necesitando el medio ambiente.

Ayuda a reducir el consumo del agua cerrando la llave o notificando alguna gotera. Aprende a ser más inteligente en el momento de usar el agua, pues aproximadamente el 14% del territorio nacional sufre escasez.

7. No uses bolsas de plástico:

Comienza a usar bolsas de papel o de tela cuando vayas al supermercado, pues las bolsas de plástico son muy contaminantes debido a que tardan mucho tiempo en degradarse. Adicionalmente, el 90% no pueden reciclarse por ser tan ligeras.

Así mismo, compra menos productos con empaques difíciles de degradar, en lugar de estos, elije cartón.

8. Deposita los desechos orgánicos en la tierra:

No tires los desechos orgánicos a la basura y mucho menos los combines con aquellos materiales que se pueden reciclar.

Aprovecha esos desechos como abono para tus plantas. Se recomienda evitar en el compostaje las carnes, huesos o cualquier material entero. Es preferible picarlos finamente antes de verterlos.

Ayudemos a frenar el cambio climático y enseñémosle a lo más pequeños buenos hábitos que permitan crear soluciones importantes para el medio ambiente.

Hoy podemos tener recursos naturales maravillosos pero es importante pensar en las nuevas generaciones venideras y en los recursos que tendrán disponibles luego de nuestro paso por el planeta.