El mal aliento, conocido también como halitosis, puede llegar a causarte situaciones incomodas, afectando así tus relaciones sociales. Por eso, te explicamos sus causas,  y cómo prevenirlo. 

La halitosis es un olor desagradable proveniente de la cavidad oral, principalmente se origina por una mala higiene bucal, aunque también puede ser una señal de que existe una patología hepática o renal que produce este mal olor. 

Según el gastroenterólogo Diego Guerrero, “un paciente que sufre de halitosis necesita de un tercero para detectar que padece de mal aliento ya que es imposible que una persona lo perciba por sí sola”. 

¿Qué causa la halitosis?

La halitosis se clasifica en: 

  • Verdadera: esta se produce por factores orales no patológicos como el aliento matutino, ayuno, avanzada edad o boca seca causada por largas conversaciones. También se puede generar por la acumulación de placa bacteriana, enfermedades periodontales, caries, patologías digestivas, respiratorias, neurológicas y sistémicas. 
  • Psicosomática: el paciente percibe un mal olor, sin embargo, este no presenta ninguna alteración estructural que predisponga este síntoma. 

¿Cómo prevenirla? 

El gastroenterólogo Diego Guerrero enfatiza en que, “el 90 % de las causas de mal aliento provienen de la cavidad oral, esto quiere decir que solo el 10 % de las halitosis corresponden a causas digestivas y extraorales”. Por lo tanto, lo recomendable es realizar una buena higiene bucal. 

Para esto, debes cepillarte los dientes, mínimo tres veces al día, usar seda dental por lo menos una vez al día y visitar al dentista dos veces al año. Si practicas esto, mantendrás no solo una sonrisa perfecta sino un aliento fresco. 

También te puede interesar:  ¿Cómo cepillarse los dientes? 

En cuanto al mal aliento producido por alteraciones extraorales, el experto recomienda acudir al médico si llegas a presentar los siguientes síntomas: 

  • Reflujo persistente
  • Dificultad para tragar alimentos
  • Sangrado en las deposiciones 
  • Pérdida de peso

Si presentas algunos de estos síntomas debes ser evaluado por un especialista para determinar cuál es el tratamiento más adecuado para tratar la halitosis. No obstante, recuerda que la principal causa del mal aliento es de origen oral, así que cada año realízate un chequeo odontológico para prevenir problemas periodontales que afecten tu salud oral.