Médico tomando la temperatura con un termómetro infrarrojo

A raíz de la pandemia el termómetro digital  se volvió imprescindible. No obstante, han surgido varios mitos en torno al uso de este. Por ello, te contamos cómo funciona este termómetro y por qué no ocasiona ningún daño para la salud.

El termómetro digital   hace parte de las medidas de bioseguridad que permiten hacerle frente a la pandemia, controlando así la propagación del COVID-19. No obstante, a través de redes sociales han circulado publicaciones que desinforman. Por ejemplo, se afirma que este medidor mata las neuronas, altera el sistema nervioso o genera daños oculares. Sin embargo esta información es falsa.

A continuación, te contamos cómo funciona este  termómetro  para que compruebes por qué no genera ningún daño a tu salud.

¿Cómo funciona el termómetro digital ?

Este   termómetro  está compuesto por un sensor, un sistema óptico y una unidad de cálculo con algoritmos. “Esto permite que el sensor capte la luz infrarroja que desprende el cuerpo. Por lo tanto, este medidor no emite radiaciones sino que interpreta la información que recibe, obteniendo así la temperatura corporal de la persona”, explica el doctor Tito Gómez, oftalmólogo de Compensar.

Asimismo Gómez añade que, “este medidor de temperatura algunas veces produce una luz roja porque sirve como guía para saber dónde se está enfocando, así, en tan solo unos segundos, genera un resultado preciso”.

En ese sentido, si se usará un termómetro de mercurio, el cual se coloca en la axila o en la boca para medir la temperatura, se tardaría alrededor de cinco minutos para confirmar si la persona tiene fiebre o no. Por ello, en los últimos años el termómetro digital  ha comenzado a emplearse  gracias a su rapidez y fácil uso; incluso antes de que se presentará  la pandemia      causada por el COVID-19, se usaba en los aeropuertos para medir la temperatura de los pasajeros, controlando así enfermedades como el Ébola.

La doctora Paula Cavanzo, neuróloga de Compensar, concuerda con el Dr. Gómez en que estos equipos no generan ningún daño neuronal ya que solo reciben la información del calor que emite el cuerpo sin generar ningún tipo de radiación, al contrario, la captan. Tampoco son tóxicos ni dañinos para la retina, pues no emiten ningún rayo láser.           

Así que, despreocúpate porque el uso del termómetro digital      no produce daños a ningún órgano del cuerpo, al contrario es una medida de bioseguridad que disminuye la propagación del COVID-19, protegiéndote a ti y a tu familia.

Tags: