Niño cubriéndose un ojo mientras sonríe para la foto

En tiempo de cuarentena  y de estudio en casa, cuidar los ojos de los niños se vuelve más importante que nunca, pues la cantidad de tiempo que pasan frente a las pantallas ha aumentado notablemente, pero cómo cuidarlos, sigue estas recomendaciones de higiene visual.

Una sobreexposición frente a las pantallas en los niños puede ocasionar, a largo plazo , problemas oculares como la miopía. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de los principales factores que puede ocasionar esta enfermedad es “el aumento del tiempo que se pasa en espacios interiores y de las actividades que implican una `visión de cerca”.

Por ello Marcela Camacho, optómetra y especialista en pedagogía, señala que al modificarse la modalidad de aprendizaje los niños están haciendo un mayor esfuerzo ocular. Esto se genera porque están más expuestos a la luz directa y a la luz azul, aquella que según diferentes evidencias científicas produce alteraciones a nivel celular que afectan los procesos en la mácula del ojo, la parte más importante de la retina. Por ello, aunque sus daños no se evidencian a corto plazo, esto más adelante ocasiona degeneraciones maculares e incluso cataratas”.

Pero no solo eso, la experta también asegura que, “la luz  azul también se relaciona con los ritmos circadianos, es decir que si un niño pasa mucho tiempo expuesto a una pantalla se generan problemas de sueño”.

De acuerdo con María Carolina Fernández Ossa, oftalmóloga pediatra, “uno de los motivos de consulta más comunes en oftalmología pediátrica son las alergias que se presentan con ojo rojo, rasquiña, escasa secreción y parpadeo excesivo. En este tiempo se han hecho más frecuentes por el contacto permanente con las mascotas o cuando se barre,  limpia el polvo y por supuesto, el estar frente a un computador, tablet o celular. Frente a esto, los padres deben ser muy cuidadosos con el aseo del hogar y en lo posible, sobre todo si los niños son alérgicos, procurar que las mascotas no permanezcan en la habitación o la cama de sus hijos”.

¿Cómo cuidar los ojos de los niños? 

Cuida la postura. En algunas casos, los padres no estaban preparados para la educación en el hogar. Por ello, no cuentan con los espacios adecuados para que los niños estudien, esto no solo ocasiona dolores en la espalda y cuello sino que aumenta los niveles de miopía. Por ello, asegúrate que los brazos y rodillas de tu hijo estén en un ángulo de 90 grados, así mismo, sus pies deben estar apoyados en el piso.

La iluminación es muy importante.  Tu hijo no debe trabajar en un ambiente en el que la única fuente de luz sea la del monitor, sobre todo en las noches. Por ello, lo recomendable es combinar luz amarilla o blanca con la luz del día.  Por otra parte, si tienes lámpara  de mesa, estas deben estar a un metro sobre el nivel visual del niño para que el exceso de luz no genere cansancio ocular.

Si los niños tienen gafas formuladas deben usarlas para realizar sus trabajos frente al computador. Recuerda que estas deben contar con antirreflejo azul. Esto también aplica para niños que no tienen corrección óptica.

Cada 45 minutos o 1 hora los niños deben retirarse por 15 minutos del computador o pantalla para implementar estos ejercicios oculares:


Ejercicios oculares para descansar la vista

También te puede interesar: 10 actividades para realizar con tus hijos en cuarentena

Para la oftalmóloga pediatra, María Carolina Fernández Ossa, “aunque en este momento lo recomendable es que los niños estén en casa no debemos olvidar que el ojo rojo persistente, el dolor  de los ojos, la visión borrosa que aparece de un momento para otro, los traumas, entre otros, son motivos de consulta.

Por ello, “si notas que la exposición permanente frente a las pantallas está ocasionando problemas de visión lo recomendable consultes a un experto”, señala Marcela Camacho, directora científica de Eyebix, centro de entrenamiento visual. (@eyebixperformance)

Por último, María Carolina Fernández señala que, “ debemos hacerles saber a nuestros hijos que el mundo está más allá de las tabletas, celular o computador, sobre todo ahora que en algunos colegios las jornadas virtuales son largas. Con esto, también evitas la dependencia a los dispositivos”.

Frente a esto, los fines de semana o en las noches, opta por hacer junto a tus hijos actividades como leer un libro, realizar manualidades, cocinar, practicar ejercicio, así cuidarás y protegerás sus ojos.