Emprendedor feliz por la aprobación de la Ley de Emprendimiento

A finales de 2020 se aprobó la Ley de Emprendimiento la cual configura un marco regulatorio que facilita la creación de nuevas empresas. Conoce las ventajas de la Ley de Emprendimiento en Colombia.

El Gobierno Nacional en pro de reactivar la economía, promover el crecimiento de las empresas y la generación de empleos en Colombia, aprobó el 11 de diciembre de 2020 la Ley de Emprendimiento.

De acuerdo con Innpulsa, agencia de emprendimiento e innovación del Gobierno Nacional, “con esta regulación se disminuyen los costos para los emprendedores y microempresarios, generando un entorno favorable para el crecimiento de iniciativas individuales y colectivas, convirtiendo al país en un referente regional de emprendimiento”.

Beneficios de la Ley de Emprendimiento

  1. Reduce los trámites para la creación y formalización de empresas.
  2. Mejora las condiciones de compras públicas, facilitando la participación de emprendedores y microempresarios.
  3. Promueve la participación de más actores en el ecosistema de inversión y financiación, impulsando el crecimiento de las empresas. 
  4. Contribuye al fortalecimiento de Innpulsa Colombia para que sea líder en la identificación, acompañamiento y promoción del ecosistema emprendedor.
  5. Facilita la apropiación del emprendimiento y la cultura emprendedora que se pretende potencializar a través de los colegios y las instituciones de educación superior.

También te puede interesar: ¿Cómo identificar fuentes de financiamiento para tu negocio?

Ejes de la Ley de Emprendimiento

Dicha Ley abarca cinco ejes fundamentales:

Tarifas diferenciadas y simplificación: garantiza la reducción de tarifas y medidas como la del INVIMA, impuesto departamental para el registro de empresas, entre otros.

Financiamiento: facilita la consecución de recursos e incentiva mejores condiciones para que los emprendedores accedan a instrumentos financieros.

Compras públicas: amplía los mercados y promociona a las Mipymes y emprendimientos en el mercado de compras públicas.

Institucionalidad: busca actualizar el marco normativo para que este se ajuste a las necesidades de los emprendedores. Por ejemplo: la financiación de fuentes públicas de financiamiento.

Educación y desarrollo de habilidades: fomenta una cultura emprendedora en el país generando que los estudiantes de educación básica, secundaria y media reciban formación sobre este tema. De igual forma, se busca crear consultorios para apoyar a los emprendedores en la creación de ideas de negocio.

Con esta Ley de Emprendimiento, Colombia cuenta con un marco regulatorio que le facilita a los emprendedores la creación y consolidación de su empresa. Recuerda que si quieres definir tu idea de negocio puedes hacer parte de la ruta de emprendimiento de Compensar para contar con el apoyo y la guía necesaria para llevar a cabo un desarrollo productivo.