Revista Compensar habló con Adriana Guillén, Presidente Ejecutiva de Asocajas, quien nos cuenta cómo el Sistema de Compensación Familiar trabaja en pro de la creación y consolidación de la clase media colombiana y el cierre de brechas sociales.

En la actualidad, el 75% de la población colombiana afiliada al Sistema de Compensación Familiar son de clase media emergente y  15% pertenece a la clase media consolidada, lo que demuestra la focalización de los recursos y servicios del Sistema de Compensación Familiar.

De hecho, en 2018, 5.2 millones de personas recibieron cuota monetaria por un valor total de $2.1 billones, se registraron 64.176.144 usos en cultura, recreación y turismo y por medio del Fondo de Vivienda de Interés Social, FOVIS, se asignaron, por más de 1,1 billón de pesos, subsidios de vivienda a 56.345 familias.

  • ¿Cuál ha sido y es la labor de Asocajas, que este año cumple 50 años?

Durante 50 años, hemos trabajado por garantizar condiciones que permitan el funcionamiento de las Cajas de Compensación Familiar con el propósito bajo el cual fueron creadas: mejorar la calidad de vida de los trabajadores colombianos y sus familias y contribuir al cierre de brechas sociales.

Así mismo, hemos logrado posicionar al Sistema de Compensación Familiar como el referente de la Protección Social en Colombia y promovemos espacios de discusión sobre temáticas que afectan directamente a la productividad y competitividad del país, como la protección social integral. Precisamente este fue el tema central de nuestro foro Hablemos de Protección Social que realizamos en mayo de este año en el cual convocamos al Gobierno, empresarios, gremios y representantes de la academia para exponer y encontrar soluciones integrales frente a este desafío. Además, la temática central del congreso Nacional 2018 fue la protección social y este año nuestro congreso estará enfocado en el bienestar integral de los trabajadores.

De cara al futuro, realizamos diálogos con los directores agremiados y jefes de planeación, dirigidos a pensar en prospectiva en beneficio de los más de 21 millones de afiliados y beneficiarios del sistema, con lo cual coincidimos en el reto que tenemos para adaptarnos a los cambios demográficos y la evolución de los trabajos y es que urge adaptar el sistema regulatorio de manera que la Protección Social y la Seguridad Social estén acordes con los nuevos mercados laborales.

  • ¿Por qué las cajas de Compensación son relevantes en la vida del trabajador y su familia?

Las Cajas de Compensación Familiar son relevantes porque cumplen con el objetivo de cerrar brechas sociales en un país marcado por la desigualdad, a través de un mecanismo que garantiza la distribución de la riqueza y el retorno al sector empresarial en términos de productividad y consumo.

Acompañamos a nuestros afiliados desde la primera infancia hasta su vejez, ofreciendo desde educación inicial hasta formación para el trabajo; servicios de calidad en salud, oportunidades para vacacionar en familia y acceder a planes culturales. Así mismo, premiamos que los niños menores de 18 años se encuentren matriculados en una institución educativa y acompañamos a los trabajadores cuando quedan cesantes para apoyarlos en su ubicación laboral, entre otros servicios y beneficios.

El Sistema de Compensación Familiar promueve un círculo virtuoso de formalidad laboral que influye de manera positiva en la generación de clase media, segmento que, como lo hemos dicho anteriormente, dinamiza la productividad y el consumo del país.

  • ¿Qué podría pasar si por un día no funcionaran las cajas de compensación?

Sin duda significaría un impacto negativo en casi la mitad de la población del país, actualmente más de 21 millones de personas resultan beneficiadas por el Sistema de Compensación Familiar. 21 millones de trabajadores colombianos y su núcleo familiar que encuentran en las Cajas de compensación un aliado para construir proyectos de vida, cumplir sueños, mejorar su calidad de vida y consolidarse en la clase media a través de educación, contar con servicios de salud, adquirir vivienda nueva y acceder a espacios de recreación, cultura y turismo.

Nuestro impacto hace que el Sistema de Compensación Familiar no solo sea pertinente, sino que seguirá siendo necesario y relevante en un país marcado por la inequidad.

  • ¿Cuál es el objetivo de la campaña Creemos Creamos y qué resultados espera tener?

Decidimos crear una campaña que reafirmara el mensaje que implícitamente las Cajas de Compensación Familiar han transmitido desde hace 65 años, una campaña que invita a imaginar, a soñar. Y es que precisamente somos el lugar en donde los sueños encuentran el motor para ser realidad, en donde las sonrisas derriban las limitaciones y el futuro se ilumina con posibilidades.

En las Cajas de Compensación vemos diariamente cómo las ilusiones alzan vuelo, hemos visto la felicidad de los logros alcanzados y la recompensa que se focaliza en una meta. Hemos visto realidades que se transforman con el poder de las posibilidades y también la fuerza con la que se revisten segundas oportunidades.

De la mano de nuestras 35 Cajas de Compensación afiliadas hoy decimos que, creamos oportunidades, alianzas, beneficios, experiencias y realidades, por esto creamos un país con acceso a una mejor calidad de vida y de ahí surge nuestra campaña Creemos, Creamos.