Todas las personas corremos el riesgo de sufrir hepatitis, una infección que afecta el hígado y es causada por uno de los cinco virus de la hepatitis A,B, C, D y E. Te explicamos en que se diferencian y cómo prevenirlos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo hay alrededor de,  “95 millones de personas que desconocen que sufren de hepatitis, convirtiendo a esta enfermedad en un problema de salud pública.

A continuación, el Ministerio de Salud y Protección Social explica los diferentes tipos de hepatitis, sus síntomas y lo que debes hacer para evitar contagiarte.

Hepatitis A y E

La causa de estos virus se origina generalmente por malos hábitos como la ingesta de alimentos contaminados y en ocasiones por transmisión sexual.

¿Cómo se previene?

●      Lávate bien las manos antes de comer y después de ir al baño.

●      Cocina  los alimentos, evitando comer carne cruda.

●      Limpia con agua potable las verduras y frutas antes de ingerirlas.

●      Toma agua potable.

●     ¡Vacúnate! Los niños, profesionales de la salud, personas con enfermedades que afectan su sistema de defensa (leucemia), mujeres embarazadas pueden acceder a la vacuna de hepatitis A porque esta incluida en el dentro del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), quienes no se encuentren dentro de este grupo pueden adquirirla en Compensar EPS.

Hepatitis B,C Y D

Se transmite por contacto sexual sin el uso de preservativos, compartir objetos de uso personal, realización de procedimientos sin elementos estériles, transfusión de sangre contaminada y al momento del parto si la mamá se encuentra infectada.  La hepatitis D se adquiere si la persona presenta hepatitis B.

¿Cómo se previene?

●      Exige el uso de materia estéril cuando te realices procedimientos como  el manicure, barbería, tatuajes e inyecciones.

●      Utiliza preservativos cuando tengas relaciones sexuales.

●      Si estás embarazada solicita la prueba de hepatitis B.

●      ¡Vacúnate! En el esquema nacional de vacunación esta incluida la vacuna contra la hepatitis B para niños menores de 6 años, profesionales de salud, personas con enfermedades como leucemia o cáncer y mujeres embarazadas, quienes no se encuentren dentro de este grupo, en Compensar EPS pueden acceder a una vacuna que protege de la hepatitis A y B. 

Si presentas síntomas como náuseas, vómito, orina oscura, pérdida del apetito, coloración amarilla de la piel, ojos y mucosas, dolor abdominal, debes acudir a urgencias para que los profesionales de la salud realicen los respectivos exámenes y tratamiento. Sin embargo, no olvides que algunas veces no se presentan síntomas. Por ende, es importante realizarse chequeos anuales.

Recuerda que, la mejor forma de prevenir esta enfermedad es vacunándote y adquiriendo buenos hábitos de higiene. ¡Por eso, no olvides consultar la sede más cercana para vacunarte en Compensar EPS!