Las mascotas se convirtieron en parte de la familia, son amigos fieles que siempre están ahí y nunca te van a fallar. Conoce por qué  los animales domésticos traen muchos beneficios para tu hogar.

Los perros cambian la vida de sus dueños, así ha quedado evidenciado en memorables películas como Siempre a tu lado, un filme basado en la historia real del profesor de música, Parker Wilson, quien cultivó una amistad inquebrantable con su fiel mascota Hachiko: un adorable perro japonés de raza akita inu que después de la muerte de su amo, continuó demostrándole afecto y lealtad.

Así como esta historia, hay muchas que comprueban los lazos tan fuertes que se crean entre los perros y los humanos. De hecho, una investigación realizada por Journal of Archaeological Science evidencia que el primer vínculo afectivo entre un canino y una persona ocurrió hace 14.000 años.

Aunque, el perro es considerado el mejor amigo del hombre, en la actualidad, los gatos, conejos y hamsters, entre otros, forman parte de las familias colombianas. Pero, ¿por qué hemos creado esta relación emocional con los animales?

La psicóloga Angélica Gómez, magíster en análisis funcional en contextos clínicos y de salud de la Universidad de Almería, España, señala que “nuestra necesidad de afiliación, apego y el cuidado por el otro son factores innatos que hemos transferido a los animales, creando así un cariño hacia ellos”.

Además explica que, “cuando entramos en contacto con nuestras mascotas, se activan mecanismos de recompensa y placer en el cerebro, generando una interacción constante con los animales”.

Entonces, ¿por qué deberíamos tener una mascota en casa?

  1. Te ayuda a mantener un corazón sano: un reciente estudio publicado por American Heart Association demuestra que, “convivir con un perro mejora los niveles de presión arterial, colesterol y genera una menor incidencia de obesidad”. Esto sucede porque al tener una mascota se incrementa la actividad física al exigirle al dueño pasearlo por lo menos tres veces al día.
  1. Te acompaña en los momentos difíciles: “las características propias del animal facilita que la persona se pueda desahogar sin ser juzgada. De igual forma, al estar en contacto físico con ellos proporciona efectos relajantes que nos permiten sentirnos amados e importantes”, explica la psicóloga.
  • Aumenta tu felicidad: la compañía de los animales te ayuda a socializar más y bajar los niveles de estrés, generando que se incremente la sensación de bienestar.
  • Te vuelves más responsable y disciplinado: tener una mascota te obliga a levantarte temprano, cumplir horarios y cuidarlo. No olvides que cuando adoptas una mascotas debes atender todas sus necesidades.
  • Te hace más empático: interactuar con un animal contribuye a desarrollar habilidades de lenguaje no verbal, así generas una escucha activa y mejoras tu comunicación.

Tener una mascota de compañía trae muchos beneficios emocionales y físicos, sin embargo, no debes atribuirles características humanas. Por esta razón, la psicóloga Angélica Gómez recomienda,“informarse sobre la raza que vas a adoptar para conocer su comportamiento, así evitas animales domésticos ansiosos e inseguros”.

También te puede interesar: ¿Qué tipo de mascota es la más indicada para tu estilo de vida?

Así que ya sabes, adopta la mascota de tu preferencia y comienza a recibir los beneficios de tener una en casa.