Trabajar con niños en casa no significa que tengas que estar todo el día pendiente de ellos. La psicóloga clínica Angélica Gómez te explica cómo manejar esta modalidad de trabajo. 

El teletrabajo tiene muchas ventajas, le permite al colaborador tener más tiempo para estar con su familia, ahorrar en los desplazamientos y reducir los costos fijos. Sin embargo, esta situación ideal puede llegar a ser compleja cuando tus hijos, dependiendo de su edad, reclaman de tu atención. 

Para Angélica Gómez, psicóloga y experta en pautas de crianza, “lo primero que tienes que hacer es explicarles a tus hijos la situación que estamos viviendo. Por ejemplo, si tu hijo es pequeño debes comunicárselo por medio de una historia positiva, hazlo así: existe un virus que salió de su hogar, tú lo puedes ayudar a devolverse lavándote las manos. Sin embargo, volver a su casa le tomará tiempo. Por eso, mientras él regresa debemos quedarnos en casa y a tus papás les toca trabajar aquí’”. 

De igual forma señala que, “con los adolescentes se debe tener una conversación parecida a la que mantienes con un adulto. Es importante hablar con ellos porque también se pueden sentir preocupados. Por ende, no hay que omitir ese diálogo”. 

Parte del éxito para lograr teletrabajar con niños en casa consiste en comprender que llevar trabajo al hogar no es bueno para la salud física ni mental. Por ello, debes separar tu vida personal de la laboral, implementado las siguientes estrategias: 

  1. Organízate: porque trabajar desde casa va a generar distracciones, por ello, programa una reunión familiar para explicarle a tus hijos y pareja lo que van a hacer durante la semana. Específica cuáles van a hacer las actividades de cada uno y define un horario.  
  2. Llega a acuerdos: define qué actividades en familia van a hacer, así como los horarios en los que se pueden interrumpir al otro. 
  3. Adecua un espacio de la casa para trabajar. Es importante contar con un área organizada que tenga una buena iluminación, así como tener objetos que estimulen la creatividad. Evita elegir tu habitación porque esto puede extender la jornada laboral, además daña la calidad de sueño. 
  4. Respeta el horario de oficina: sigue levantándote a la hora a la que acostumbrabas y aprovecha las pausas activas para compartir tiempo con tu familia. Crea actividades que ellos disfruten como colorear, pintar, leer un cuento corto o hacer estiramientos. 
  5. Establecer un código. Utiliza el recurso del semáforo para que tus hijos sepan cuándo interrumpirte. Por ejemplo: si es rojo significa que no puedes detener tu trabajo, si es amarillo te pueden interrumpir, pero no vas a resolver su problema inmediatamente y verde representa que estás disponible. 

“Lo importante es que ellos aprendan a resolver sus inconvenientes y si en definitiva no lo pueden hacer es necesario que acudan a sus padres, pero primero deben intentarlo”, señala la psicóloga Angélica Gómez. 

Con esto, también los enseñas a ser autónomos y tolerantes al fracaso. Por otra parte, la clave para lograr un exitoso trabajo remoto con niños en casa es gestionar muy bien el tiempo. Existen aplicaciones como Asana que ayudan a que seas más productivo. 

Por último, la experta concluye que, “se viene un momento difícil, sin antecedentes para esta generación, pero también es una oportunidad de reescribirnos e innovar, por lo tanto, los padres deben aprovechar este tiempo para estar con sus hijos y enseñarles los beneficios que trae esta experiencia”. 

Esta situación desmonta las dinámicas de trabajo que solíamos tener, sin embargo, no olvides que tanto tú como tus hijos cuentan con las herramientas necesarias para adaptarse al cambio.