Mujer emprendedora onriendo al lado de un computador portátil

Sin duda, los colombianos se caracterizan por tener un  espíritu emprendedor. Sin embargo, ser nuestro propio jefe requiere disciplina y dedicación.  Por eso Alejandra Torres Dromgold , inversionista de Shark Tank Colombia, nos muestra la realidad de quienes deciden hacer empresa.

Muchas personas creen que trabajar para alguien implica dedicar tiempo y recursos que en un futuro no serán recompensados, por eso optan por crear su propio negocio. De hecho, los beneficios de ser tu propio jefe son muchos, por ejemplo: puedes gestionar su tiempo, no necesitas responder a un superior, decides a quién contratar, entre otras ventajas. No obstante, así como hay beneficios también existen desventajas.

En ese sentido para Alejandra Torres Dromgold, empresaria y creadora de Musas, una comunidad de empoderamiento de la fuerza femenina: “un emprendimiento no puede ser visto como un camino fácil o una salida de un trabajo insatisfactoria; así que, antes de dar este paso hay que entender las complejidades de emprender”.

La responsabilidad de ser tu propio jefe

De acuerdo con la experta cuando ten en cuenta:

  • Solo tú eres el responsable de lo que pase. Cuando eres empleado puedes culpar a tu jefe, pero en este ahora solo te tienes a ti para juzgar si algo va bien o va mal.
  • Toda la inversión está en tus hombros ya que es tu emprendimiento; asimismo, todas las personas que emplees dependen de ti.
  • Deberás trabajar horas adicionales. Al emprender muchas veces te vuelves más estricto y dedicas más horas a tu negocio por lo que esto te demandará más tiempo.
  • No es fácil dedicar tiempo para ti porque eres responsable de todo y tu negocio se convierte en lo primero.

¿Cómo ser tu propio jefe?

Evidentemente “el emprendimiento también trae un goce porque arriesgas, cumples un sueño y un propósito. Esto te hace sentir pleno, pero para ello debes tener claridad mental de qué es lo que quieres lograr”, explica Alejandra Torres.

También te puede interesar:  ¿Cómo emprender con propósito?

De igual forma la experta señala que “gestar una idea toma tiempo porque hay que realizar una investigación de mercadeo y  desarrollar un plan de negocio. Por ello, lo recomendable es contar con un trabajo estable antes de lanzarse porque serán meses de planeación, diseño y de no percibir ingresos. No obstante, cuando se inicie lo operativo se pueden ir alejando del tema laboral, pero si es posible hacer actividades de medio tiempo”. 

Sin embargo, más allá de lo financiero y de la definición del modelo de negocio, hay un obstáculo que todo aquel que quiera emprender debe superar y es la falta de confianza en sí mismo. De hecho, para Alejandra, existen miedos y creencias limitantes que debemos eliminar para comenzar a asumir riesgos y pensar en grande. Precisamente, “esto es lo más importante a la hora de ser tu propio jefe porque si crees que tu producto no va a vender o te sientes inseguro al tomar decisiones, tu emprendimiento se quedará a medias y no obtendrá los resultados esperados”, concluye la experta. 

Y es que para consolidar una empresa debes asumir diversas responsabilidades. En ese sentido, cuando decidas dar este paso debes ser muy disciplinado, comprometido y estar seguro de tus habilidades. Por eso, es clave estar constantemente informado y en las primera etapas de tu emprendimiento buscar asesorías y expertos que te muestren la realidad de emprender, para que a la hora de hacerlo, sepas a qué te vas a enfrentar.