La tristeza es una emoción que puede aparecer ocasionalmente; no hay que evitarla, al contrario, tenemos que reconocerla y sentirla porque nos ayuda a descubrir lo que es verdaderamente importante. Por eso, la psicóloga Mariángela Niño Benrey nos da algunas ideas para combatir la tristeza y aprender a reconocerla.

Es normal que a veces aparezca una emoción conocida como tristeza, una sensación incómoda que muchas veces no quisiéramos experimentar y la cual se ha hecho más visible durante la pandemia porque algunas personas han sufrido diferentes pérdidas: de ser querido, mascotas, empleos,  e incluso hasta perder rutinas y hábitos cotidianos a los que estábamos acostumbrados antes de la aparición del COVID-19.

¿Qué es la tristeza?

De acuerdo con Mariángela Niño Benrey, Magíster en Psicología Clínica de la Salud y Directora del Centro Psicológico Waleker “la tristeza es una emoción básica del ser humano, es natural sentirla pero lo ideal es dejarla fluir en los momentos que te sientas triste. Si la evitas o escapas de ella, solo harás que se vuelva más grande y es ahí cuando podemos llegar a desarrollar una enfermedad como la depresión”.

¿Cuál es la diferencia entre estar triste y deprimido?

“Cuando sientes tristeza es porque buscas que la gente tenga empatía contigo y te apoye. Lo angustiante es estar triste la mayor parte del tiempo. No solo te aíslas físicamente, sino que no hablas con nadie, duermes mucho, lloras frecuentemente, no tienes metas claras, ni te motivas a tenerlas. En conclusión, sientes que tu vida no tiene sentido”, explica Mariángela Niño.

Es importante reconocer esto porque cuando esta sensación se vuelve recurrente se puede estar tratando de una depresión, por lo tanto, hay que buscar ayuda profesional. 

También te puede interesar: Salud mental en la nueva realidad: ¿cómo manejarla?

Pero, ¿qué hacer cuando sentimos tristeza?

La experta señala que “debes identificar la fuente de la tristeza, es decir, pregúntate qué crees que la pudo originar. Después, realiza actividades que te llamen la atención y te generen satisfacción. También puedes organizar una rutina con horarios flexibles para que puedas relajarte y sentirte mejor”.

Planes para combatir la tristeza

Empieza el día con una buena ducha: si te levantaste triste, es momento de salir de la cama y bañarte. Coloca tu música favorita, canta y baila. 

Consumir tres comidas mínimas al día. Procura no saltarte ninguna. Disfruta cada alimento. Este momento es para agradecer y deleitar cada sabor.

Modifica los ambientes de tu casa para realizar actividades. Ayudará a distraerte y disfrutar del hogar de otra manera, es importante que dediques unos minutos a ejercitarte, tomar una siesta, jugar con tus hijos, verás que estar en tu casa es maravilloso.

Abre las ventanas, contempla el cielo y las nubes. Descubrirás que vives en un planeta hermoso que siempre te brinda todo lo que necesitas.

Llama a alguien diferente, mínimo 3 veces a la semana. Usa la tecnología a tu favor y conéctate con esa persona que está en tu mente, es importante que te expreses y escuches cómo se sienten los demás.

La mejor forma de combatir la tristeza es vivirla, porque al experimentarla puedes transformarla realizando actividades que te permitan transformarte y crecer. Recuerda que la felicidad no es un estado permanente, por eso los seres humanos necesitamos de otras emociones como la tristeza para tomar fuerza y  para salir adelante.