Mujer escuchando música y trabajando desde su casa

No es extraño que la música sea tu mejor compañía a la hora de trabajar concentrado o para reducir la tensión en momentos de estrés. Pero ¿es posible que en algunos momentos de nuestro día a día los sonidos tengan un efecto casi terapéutico?

Conversamos con el musicoterapeuta Mark Ettenberger, formado en Viena, Austria y director de SONO – Centro de Musicoterapia, sobre el efecto de la música en las emociones, los beneficios de la musicoterapia y por supuesto, le pedimos algunos tips para que aprendas a relajarte, concentrarte e incluso, a sanar a través del poder de la música.

La playlist “perfecta” para manejar el estrés y la concentración

¿Hay un género musical que relaje a la mayoría de las personas o una playlist general para cambiar el ánimo y concentrarnos? Ettenberger afirma que no pues “la música está muy vinculada a nuestra vivencia personal. Por lo tanto, los sonidos que a mí me relajan pueden estresarle a otra persona o revivirle una experiencia negativa que atravesó”.

Esto significa que independientemente del género, cada uno de nosotros tiene diferentes preferencias musicales. Hay ritmos que nos traen calma o euforia, por ello es difícil crear una playlist general, pero sí es posible, a la hora de escuchar tus canciones o géneros favoritos, seguir las recomendaciones del musicoterapeuta Mark Ettenberger pues funcionan para todo tipo de personas y lo mejor de todo, te ayudarán a relajarte y concentrarte:

Primer paso: desconéctate de tu trabajo.  Detén la actividad que estás realizando o que pueda causarte estrés.

Segundo paso: elige una canción que te guste o relaje.

Tercer paso: cierra los ojos y respira con ella. (Inhala y exhala)

La música y el ritmo se vinculan con nuestro cerebro y respiración. Por eso, si acompañamos la música con una respiración lenta y profunda la mente se relaja, el estrés disminuye y esto hace que nos enfoquemos en lo importante. Si hacemos esto de forma regular, el cuerpo comprende que es hora de relajarse porque asocia la música que elegiste con pausa y calma.

A continuación te recomendamos algunas canciones, de diversos géneros, que puedes incluir en tu playlist y que podrán ayudarte a manejar el estrés y a mejorar tu concentración:

  1. Malibú- Miley Cyrus
  1. Prelude & Fugue No. 10
  1.  Cut – Out of touch
  1. Instrumental Zen
  1. Chopin
  1. Agua – Santiago Sarabia
Niña tocando un instrumento musical

Hablemos un poco sobre la musicoterapia

La musicoterapia es una profesión que usa la música en todas sus formas para lograr objetivos terapéuticos, relacionados con la salud, el bienestar y la calidad de vida. Para Ettenberger, las personas usamos la música para intensificar sensaciones y emociones. Por eso a lo largo de nuestra vida, nos vinculamos a ella de manera emocional, psicológica y social.

  • A nivel emocional, intensificamos nuestros sentimientos a través de la música. Esto quiere decir que si estás triste, lo más probable es que escuches canciones melancólicas para intensificar esa emoción. Lo mismo ocurrirá cuando te sientas feliz, enamorado o enojado.
  • En un contexto social, muchos de nosotros forjamos nuestras relaciones personales en torno al tipo de música que escuchamos, esto en general suele ser más fuerte durante la adolescencia donde compartimos nuestras preferencias musicales y bandas favoritas con nuestro círculo de amigos. Este gusto compartido nos brinda una sensación de pertenencia social y de identidad que duran para toda la vida y van cambiando a medida que crecemos;  y a su vez, van creando nuevas relaciones y lazos interpersonales.
  • A nivel psicológico está comprobado que la música que es significativa para las personas libera neurotransmisores y sustancias que fortalecen el sistema inmune, mejoran el ánimo y en algunos casos a través de la musicoterapia hay resultados en cuanto al alivio del dolor. Además, tienen un efecto sobre la presión, la frecuencia cardiaca y la tensión.

También te puede interesar: Actividades lúdicas y juegos para niños pequeños

¿Cómo funciona la musicoterapia?

Para tratar a una persona desde la musicoterapia lo primero a tener en cuenta es el contexto que puede ser clínico, médico, educativo, comunitarios u organizacional. Esto define el proceso que se llevará a cabo. Y una vez identificado, se implementan diferentes estrategias como componer canciones, escribirlas junto a las personas para que expresen cómo se sienten, cómo es su vida, cuáles son sus deseos y frustraciones.

Para finalizar, Ettenberger agrega: “son medios para exteriorizar de manera creativa y participativa algo acerca de la vida interior de las personas o fortalecer temas de sanación y relajación guiadas con los sonidos”.

Por eso, aprender a tocar un instrumento nos puede ayudar a sanar y comprender nuestras emociones. Así que si estás interesado en mejorar tus habilidades musicales, es momento de conocer todos los cursos que tenemos disponibles para realizar desde la comodidad de tu hogar.

Tags: