Los beneficios de la natación entre los  0 y 3 años

Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

    beneficios-practicar-natación-niños- edad-temprana

    Tabla de Contenido

    Calificaciones

    La natación es un ejercicio muy completo y si se practica desde edades tempranas (0 a 3 años) aporta al desarrollo físico y psicomotor de los niños, además de otros beneficios que conocerás a continuación.

    Natación en edades tempranas

    Desarrollar los músculos, potenciar la flexibilidad y mejorar la resistencia cardiovascular son algunos de los beneficios de la natación, pero cuáles son las ventajas de hacerlo desde la temprana edad. De acuerdo con Pablo Mora, profesional en ciencias del deporte y pedagogo de motricidad en Compensar, “uno de los principales beneficios es el fortalecimiento del vínculo afectivo entre padres e hijos o el cuidador que entra con ellos a la práctica. También ayuda a desarrollar una serie de habilidades que no solo sirven para el mundo acuático, sino también para el diario vivir”. 

    Y es que como agrega Paula Castelblanco Triana, psicóloga del Centro Psicológico Waleker (@centropsicologicowaleker) y magíster en psicología clínica y del aprendizaje “la natación al favorecer el desarrollo psicomotor permite que a largo plazo los niños cuenten con la capacidad para afirmar la lateralidad, el equilibrio, la coordinación, la ubicación de tiempo y espacio , así como, del control postural. De esta manera, la estimulación temprana influye en aprender a dominar y adaptar su movimiento corporal en función de las demandas del entorno; creando niños y adolescentes con habilidades para el arte, el baile y los deportes; además que van a contar con la facultad para adaptarse a nuevos entornos”

    De igual forma señala que “la estimulación en los primeros años de vida contribuye al desarrollo de un cerebro activo y preparado para recibir nuevos aprendizajes, promoviendo a su vez la neuroplasticidad, que es la capacidad del cerebro para formar nuevas conexiones nerviosas; de esta manera la estimulación le ofrece a los niños un sin fin de información nueva, que permite  despertar un interés por conocer el mundo que los rodea, por medio de su cuerpo y el movimiento”.

    ¿Por qué enseñar a tu hijo a nadar en edades tempranas?

    Existen muchas ventajas de la natación infantil, por ello te regalamos esta guía práctica para que conozcas todos sus beneficios.

    Recomendaciones para practicar natación a temprana edad

    La natación para bebés debe realizarse siguiendo ciertas recomendaciones que harán que esta práctica sea beneficiosa. Por ello, para Pablo Mora, pedagogo de motricidad en Compensar  aconseja “iniciar esta práctica en piscinas a partir de los sietes meses porque a esta edad el bebé tiene un sistema inmunológico más fuerte porque ha completado los seis meses de lactancia exclusiva y ha comenzado a incorporar comida sólida en su alimentación. Si se hace en aguas naturales sí se puede empezar desde de los 0 meses porque cabe recordar que ellos vienen del medio acuático y además este tipo de aguas, a diferencia de las piscinas, no cuentan con sustancias químicas”.

    Asimismo el experto en motricidad señala que cuando se empieza a practicar natación, los padres o cuidadores deben tener en cuenta:

    Beneficios de la natación a temprana edad

    • Motivar desde lo positivo: normalmente cuando los niños inician la práctica toman agua y se atoran. Esto muchas veces asusta a los padres, llegando a que expresen palabras como: ¡cuidado! Pero esto es algo normal, es como cuando un niño está aprendiendo a caminar y se tropieza, tú no le puedes decir: ¡no camines porque te vas a caer! Lo mismo pasa con la natación y por eso es fundamental hablarles desde lo positivo pero sin decirles mentiras como: ¡dale, que no volverá a pasar” cuando es común que vuelva a ocurrir, mejor optar por: “puede que vuelva a suceder, pero estoy contigo”. A esto se le conoce como condicionamiento neurolingüístico.
    • El padre o cuidador que entra con el bebé a la práctica debe confiar en sí mismo para que le transmita esto al niño y pueda avanzar en su práctica, si por el contrario siente miedo, dificultará el proceso del niño. 

    Asimismo, para la psicóloga Paula Castelblanco Triana es importante tener presente que “ cada niño es único, por lo que debemos respetar su ritmo de aprendizaje, usando como herramienta principal la estimulación desde sus primeros meses de vida, con el fin de garantizar su bienestar físico, psicológico y emocional, promoviendo así un futuro feliz”.

    Curso de natación para bebes

    Practicar natación a temprana edad contribuye al desarrollo cognitivo, motriz, afectivo y social de los niños, por eso anímate a inscribir a tu hijo al curso de natación para bebés acuamotricidad, las clases tiene una duración de 45 minutos donde se trabajan diferentes temáticas que ayudarán al proceso de aprendizaje y desarrollo de tu hijo, así como, fortalecer tu vínculo con él.

    Comparte este artículo:
    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp

    Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

      Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

        Artículos más leídos

        suscríbete

        ¿Quieres leer más contenidos exclusivos?

        Suscríbete

          Share on facebook
          Share on twitter
          Share on linkedin
          Share on whatsapp

          Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo