Con motivo de fortalecer y garantizar el desarrollo integral de la familia, el Congreso de la República formalizó una ley que pide a las empresas crear una jornada familiar semestral obligatoria para que los trabajadores pasen más tiempo con sus seres queridos. ¡Conócela!

 El núcleo de la sociedad es la familia, desde allí se infunden los valores que construyen y consolidan a las comunidades. Por esto, el Congreso de la República, junto con el Ministerio de Salud y Protección Social, han creado la Ley 1857 de 2017, la cual facilita el acercamiento del trabajador con los miembros de su familia y reafirma el compromiso con la protección integral a la institución familiar.

Con esta norma, el Estado le pide a las empresas que cuenten con horarios más flexibles que le permitan a sus colaboradores tener más contacto con sus hijos y pareja. Asimismo, le exige a las organizaciones que celebren el Día de la Familia, una jornada semestral en la que los trabajadores, junto con sus parientes, podrán vivir una experiencia diferente que rescate y potencialice la unión familiar.

Según Juan Alejandro Rodríguez, Especialista de Mercadeo para el Ciclo de Eventos Conformados de Compensar, la importancia de esta celebración radica en “corroborar a la familia como núcleo central de la sociedad colombiana y garantizarle a los trabajadores el apoyo de su empresa para fortalecer sus relaciones familiares”.

Por otra parte, esta celebración puede ser promovida y apoyada por las Cajas de Compensación, las cuales, gracias a su experticia en temas de bienestar, son las empresas indicadas para brindar asesoramiento en cuanto a la celebración de este día.

Frente a esto, Compensar, que siempre ha estado pendiente de estos temas, ha encontrado la oportunidad perfecta de seguir construyendo tejido social y de ayudar a las empresas a crear espacios familiares que reconozcan el trabajo en pro de los colaboradores y de sus familias.

“Constantemente estamos pensando en cómo unir a las familias. Por esto, nos hemos acercado a las empresas para ayudarles a organizar estas celebraciones a la medida de sus posibilidades”, afirma Juan Alejandro Rodríguez. De esta forma, un equipo de la Caja de Compensación se reúne con el área de recursos humanos de las organizaciones y, tras conocer sus necesidades, presenta una propuesta conmemorativa.

De igual forma, Compensar no se ha quedado atrás en el diseño de su propia celebración. Este año ha creado una jornada, que se llevará a cabo el 29 de septiembre, en la que habrá una diversa parrilla de actividades que incluye juegos deportivos, presentaciones musicales y un menú especial para todos los gustos. De esta manera, se logrará que las familias de los trabajadores afiliados pasen tiempo de calidad y compartan anécdotas y experiencias diferentes.

La ley también estipula que si las empresas no pueden celebrar esta jornada, deben permitir que el colaborador pase tiempo con su familia sin afectar los días de descanso o el horario laboral complementario. “Si la compañía no está en la capacidad económica de hacer la celebración debe darle libre la jornada laboral”, concluye Juan Alejandro Rodríguez.

Para terminar, es importante que los colaboradores le exijan a sus empleadores que se les celebre este día y, por qué no, también que cuenten con su opinión sobre cómo les gustaría celebrarlo.