Relaciones sanas: conoce las claves para construirlas y mejorar tu bienestar personal

Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo


    pareja feliz trabajando-relaciones sanas-personas felices

    Tabla de Contenido

    Calificaciones

    Todos los días de tu vida, te relaciones con alguien, ya sea tu pareja, amigos, compañeros de trabajo o vecinos, pero ¿cómo saber qué estás construyendo relaciones sanas, que te aportan a ti y a quienes te rodean? La psicóloga clínica de Compensar Cindy Insuasti te da algunos consejos para entablar amistades duraderas y de respeto mutuo.

    ¿Qué características tiene una relación sana?

    Una dependencia emocional puede conllevar a la pérdida del ‘yo’ y a supeditar tu felicidad exclusivamente a una persona. Lastimosamente, muchas veces no se es consciente de esto, por eso es importante que aprendas a comprender qué es una relación sana para evitar caer en relaciones desequilibradas y codependientes.

    Para Cindy Insuasti, psicóloga clínica, “una relación sana se basa en paz, tranquilidad y motivación. Es aquella persona con la que te gusta hablar porque encuentras en ella apoyo incondicional, en las buenas o en las malas, y además te motiva a salir adelante”.

    Si bien no existe una relación perfecta, pues como la vida misma presenta altibajos, en una relación sana, ambas partes se sienten la mayor parte del tiempo a gusto. Y para que esto se dé así, ten en cuenta estos consejos de la especialista:

    ¿Cómo construir una relación saludable?

    • ¡Ámate! Con tus virtudes y defectos. Recuerda que cuando te amas a ti mismo, puedes amar a los demás.
    • Trata a los demás como quieres que te traten a ti. Si a ti no te gusta que te griten, no grites.
    • Ponte en los zapatos del otro. Sé empático y compasivo.
    • Haz las cosas con amor. Tener detalles con el otro, así sean pequeños o grandes, marcan la diferencia.
    • Crea espacios de ocio. Invita a tus amigos, pareja o compañeros de trabajo a hacer actividades que los saquen de la rutina y les permitan escuchar, comunicarse y entender cómo está el otro.
    • Respeta a las personas, sus intereses, gustos, sueños, trabajo y creencias.
    • Confía en tu pareja, amigos, compañeros de trabajo, pues cada uno de ellos te ayuda a salir adelante.
    • Aprende a decir las cosas que no te gustan del otro, pues en una relación no solo se comparte lo bueno, sino también aquello que nos incomoda. Comunícalo de manera asertiva, sin juzgar al otro.
    • Apóyate en los demás. Expresa lo que sientes, no recargues toda la responsabilidad en ti. Cuando necesites ayuda, pídela porque si uno se cae, el otro lo levanta.
    • Escucha al otro activamente. Muchas veces creemos que nuestros problemas o logros son más importantes que los de los demás, pero las experiencias que viven otras personas también son importantes. Por eso, no interrumpas cuando alguien te esté expresando sus sentimientos. Escúchalo y luego sí le das tu punto de vista.

    ¿Cómo identificar que no estás en una relación sana?

    “Nosotros los seres humanos, somos seres sociales y por eso mismo debemos crear espacios para cultivar todas nuestras relaciones (pareja, laboral, familiares y amigos). Por eso mismo, un indicador con el que podemos identificar que no estamos en una relación sana es cuando solo compartes con esa persona y dejas de pasar tiempo con tus amigos, familiares o compañeros de trabajo. También, cuando pierdes tu esencia, es decir, dejas de vestirte como te gusta o hacer actividades que te llenan porque al otro le incomodan”, explica la psicóloga Cindy Insuasti.

    En ese sentido, cuando no te sientes cómodo expresando tus sentimientos o pensamientos, intranquilo y desmotivado, probablemente te encuentres en una relación que no le hace bien a ninguna de las partes. Si te encuentras en este tipo de relaciones no olvides asistir a terapia psicológica para comprender por qué entablas este tipo de vínculos.

    ¿Y las relaciones de pareja?

    Sin duda, una de las relaciones que más genera dudas o preocupación es la relación de pareja, para la psicóloga Insuasti, “aunque uno debe cuidar y cultivar todas las relaciones, una de las que más hay que ponerle dedicación y empeño es a la de pareja, pues en muchas ocasiones, será la persona con la que compartirás gran parte de tu vida, pues llegará el momento en el que los hijos crecen y solo serán tú y él o ella. Por eso, además de los consejos mencionados anteriormente, es importante crear planes que oxigenen la relación. Ser detallista y aprender a compartir lo que le gusta a cada uno.

    En conclusión…

    Recuerda que las relaciones sanas son aquellas que te generan bienestar en todos los sentidos: físico, psicológico y emocional. Te hacen sentir tranquilo y feliz. Se basan en el amor, respeto, confianza y por supuesto la empatía. Por eso, en este mes del amor y la amistad, reúnete con tus amigos, familiares, pareja, compañeros de trabajo, exprésales lo importante que son en tu vida y de vez en cuando, sorpréndelos con un detalle amoroso. ¡Feliz mes del amor y la amistad!

    Comparte este artículo:
    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp

    Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo


      Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

        Artículos relacionados

        Revista Compensar
        ¿Quieres leer más contenidos exclusivos?


          ¡NO TE VAYAS!

          Aún quedan muchos más
          contenidos de tu interés

          suscríbete

          ¿Quieres leer más contenidos exclusivos?

          Suscríbete


            Share on facebook
            Share on twitter
            Share on linkedin
            Share on whatsapp

            Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo


              Skip to content