madre soltera trabajadora

Ser madre soltera es todo un reto emocional, físico y de vida, pues además de la tareas del hogar y el trabajo,  la educación y formación de los hijos recae únicamente sobre sus hombros y se convierte en su mayor responsabilidad. Por ello, si eres madre soltera te damos algunos consejos para evitar el estrés y la culpabilidad. 

Las madres solteras son mujeres valientes que trabajan día a día para hacerle frente a sus propios miedos y preocupaciones, pues como afirma Ximena Barreto, psicóloga y candidata a magíster en psicología clínica, “ellas se encargan de todas las responsabilidades del hogar, generando que desarrollen múltiples tareas, pero no solo eso, en ocasiones también son el soporte emocional de sus seres queridos”. 

Por esta razón para Mireya Mahecha, docente de motricidad de la Escuela de Capacitación de Compensar, “es fundamental que las mamás no olviden que ellas siguen siendo mujeres, puesto que, si no practican el autocuidado, no le están transmitiendo a sus hijos la importancia de cultivar el amor propio y la autoestima”. 

En ese sentido es oportuno desarrollar hábitos de autocuidado que favorezcan a su propio bienestar. De esta manera, “se desahogan, liberan el estrés acumulado y mejoran su calidad de vida”, señala Ximena Bejarano psicóloga forense y candidata a magíster en psicología clínica”. 

Tips para madres solteras

  1. Designa roles. Es importante que le asignes a tus hijos responsabilidades en el hogar, así ellos entenderán que su mamá también se cansa y no tiene que hacer cargo de todo. De esta manera, también promueves su autonomía. 
  2. Acepta tus emociones. En ocasiones, las mamás tienen miedo de expresarle a sus hijos sus sentimientos. Creen que al hacerlo afectan la armonía del hogar. No obstante, es importante que ellos comprendan que su mamá también es un ser vulnerable. 
  3. Establece una rutina. Esto te permitirá tener una mejor gestión del tiempo y dedicar espacios para ti. Comunícaselo a tus hijos para que ellos comprendan que hay momentos en los que no te pueden interrumpir. 
  4. Planea los objetivos del día, pero al mismo tiempo ten en cuenta que no debes establecer demasiadas tareas, define las necesarias. 
  5. Destina una parte de tu salario al autocuidado. Cada vez que te paguen o recibas ingresos cómprate algo para ti. No tiene que ser algo costoso, puede ser un postre. Lo ideal es que trabajes la automotivación con pequeñas recompensas.

Siguiendo estos consejos evitarás sobrecargas, mejorarás tu estado de ánimo y cultivarás el amor propio.

Tags: