Solo han transcurrido 55 días de este año, y ya el mundo ha sido testigo de innumerables situaciones que afectan al medioambiente.  En enero, las noticias sobre los incendios en Australia dejaron cifras devastadoras: 1.500 viviendas destruidas, decenas de desaparecidos, cerca de 5.8 millones de hectáreas de bosques afectados y mil millones de especies muertas, según el portal de noticias BBC Mundo. Y, más recientemente, en febrero, el desprendimiento del glaciar Pine Island en la Antártida, volvió a encender las alarmas.

Si bien Colombia apenas empieza a ver los trágicos efectos del Calentamiento Global, con la pérdida de miles de hectáreas de bosques que le aportan oxígeno al planeta, es determinante tomar conciencia y enfrentar los desafíos que suponen algunos de los aspectos que afectan en mayor medida al medio ambiente: la deforestación, el consumo elevado de energía y la escasez de agua, entre otras. Sin duda, un deber de todos, por lo que gobierno, empresas y ciudadanos están llamados a emprender acciones responsables que reduzcan el impacto y promuevan la sostenibilidad ambiental.

Consciente de ello, la Caja de Compensación Familiar Compensar ha asumido desde siempre un compromiso medioambiental que se traduce en la administración responsable de sus residuos y recursos, en una gestión que abarca tres componentes: agua, biodiversidad y energía; implementando además programas de ahorro en sus sedes y hoteles, e incentivando entre sus colaboradores, usuarios y proveedores la adopción de prácticas amigables con el planeta a través de su programa “Con la Cabeza en la Tierra”. Solo por mencionar un ejemplo, para el caso de este último grupo, la Caja diseñó hace varios años un modelo de compras que garantiza la adquisición de insumos atendiendo a los requisitos y tendencias ambientales. Adicionalmente, desde hace más de ocho años se adhirió a la Red Pacto Global y, de manera voluntaria, cada año reporta su gestión en materia económica, social y ambiental bajo la metodología GRI, Global Reporting Initiative.

Su compromiso constante con la gestión de iniciativas ambientales sigue llevando a Compensar a desarrollar nuevas acciones, que además le han merecido varias distinciones. En 2019 puso en marcha una estrategia de sostenibilidad y cambio climático con el apoyo de la ONG “Acción por el Clima” y en el mismo año, con sus sedes Calle 42, Suba Integral y Calle 26, obtuvo el primer puesto, a nivel distrital, en la decimonovena convocatoria del Programa de Excelencia Ambiental Distrital – PREAD, que reconoce el liderazgo en términos de gestión ambiental.

En línea con esta filosofía, la entidad se vinculó a la sexta versión de la Carrera Verde, que se llevó a cabo el domingo 23 de febrero en Bogotá; iniciativa de la Fundación Natura que cada año reúne a cerca de 6.500 corredores y sus familias, con el fin de fomentar no solo la actividad física, el cuidado de la salud y la sana recreación, pilares de la Caja y esencia de su propósito social, sino también promover un sentido de responsabilidad colectiva en los participantes, invitándolos a “trabajar unidos para proteger y restaurar los bosques y cuidar el agua”, ya que por cada corredor, la fundación se compromete a sembrar 3 árboles nativos, para promover la restauración ecológica en reservas naturales.

De este modo, Compensar continúa articulando su propuesta de bienestar integral con estrategias ambientalmente sostenibles, impulsando acciones y sumando esfuerzos que redunden en la conservación del medio ambiente, seguros de que solo de esta forma es posible pensar en un futuro próspero, en el que haya lugar para todos.