¿Cómo sanar tu relación con el dinero?

Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

    mujer-buena-relacion-dinero

    Tabla de Contenido

    Calificaciones

    Sanar tu relación con el dinero es fundamental para sentirte abundante y merecedor para atraer lo mejor a tu vida. Jaiber Pérez, conferencista internacional, asesor financiero, experto en inteligencia emocional, redes neuronales, patrones mentales, arquetipos financieros, entre otros, te da algunos consejos para sanar tu relación con el dinero.

    ¿Qué es el dinero?

    Seguramente cuando piensas en dinero a tu mente llega la imagen de un billete o una moneda. De acuerdo con Jaiber Pérez, autor del libro El dinero está en la mente, esto sucede porque “se nos ha vendido la creencia de que el dinero es físico, pero realmente esto no es así. Yo puedo transferir 10 mil dólares de una cuenta a otra y nunca hubo algo tangible. De hecho, la mayoría del dinero que se crea no existe, son números y cifras virtuales que pasan de un lado a otro”.

    Es por ello que, “cualquier acción puede significar dinero, por ejemplo: a través de este artículo estoy transfiriendo mi conocimiento, el cual le puede servir a las personas que lo vayan a leer, y a mí probablemente me ayudará a que alguien quiera hacer una conferencia conmigo o recibir una asesoría. En esto, nunca hubo un intercambio financiero, pero sí un beneficio”. Esto quiere decir que, el dinero no puede ser escaso ni físico porque es parecido al agua, es una fuente que nunca se acaba y siempre fluye.

    ¿Qué causa una mala relación con el dinero?

    ¿Por qué hay personas que ganan más que otras? ¿Qué hace que alguien piense en inversiones y otros solo generen deudas? De acuerdo con el experto en arquetipos financieros, “existen muchos factores que influyen. Uno está relacionado con la carga energética de nuestros ancestros. No olvidemos que hace más de dos siglos, Latinoamérica fue invadida por españoles, portugueses e italianos. Aquí no llegaron las mejores personas, muchos de ellos habían estado en la cárcel”. Entonces, de alguna u otra forma, nuestro subconsciente tiene una lealtad con esos antepasados, quienes por huir de hambrunas o pestes veían el dinero desde la carencia y la escasez.

    También, esa mala relación es generada por las creencias, “si eres de las personas que creció escuchando dichos como: pobres pero honrados, trabajar es tan maluco que le pagan a uno, el dinero es una ilusión, “la plata no crece en los árboles. Seguramente, tienes limitaciones programadas en tu mente que hacen que no percibas el dinero como el agua sino que lo relaciones con la carencia”.

    ¿Qué papel desempeña la inteligencia emocional?

    No cabe duda de que, la mayoría de personas, compran de forma espontánea e irracional, es decir toman decisiones desde la emoción. Esto explica por qué la inteligencia emocional se relaciona con la financiera. “Los seres humanos experimentamos emociones y es precisamente esto lo que le da sentido a nuestras vidas. El problema se genera cuando nos dejamos llevar por la ansiedad y gastamos dinero que ni siquiera hemos ganado, incluso sí contamos con este, sentimos angustia por querer gastarlo inmediatamente”, señala Jaiber.

    ¿Cómo mejorar esto? De acuerdo con Jaiber, “ debemos trabajar mucho en la inteligencia espiritual, que no está relacionada con una religión sino con el espíritu y el alma. Es reconocer que en esta vida somos unos actores más pero no los protagonistas. Esto nos da inteligencia emocional, por ende,  logramos la inteligencia financiera”.

    Ahora bien, ¿cómo mejorar la relación con el dinero? El conferencista financiero Jaiber Pérez te aconseja:

    1. Gana dinero. Siéntete merecedor de recibir ingresos, por eso, medita para transformar esas creencias limitantes que tienes sobre este.
    2. Gasta. El uso que le das al dinero está ligado con la inteligencia emocional. No te bases en estas para tomar decisiones de compra  y asegúrate que estos gastos estén por debajo de tus niveles de ingresos.
    3. Ahorra. No ahorres lo que te queda después de gastar, sino gasta lo que te queda después de ahorrar.
    4. Invierte. Comienza por aumentar tu coeficiente intelectual financiero y aprende sobre algún tema ligado a lo que sientes que tu plan de vida vino a hacer a esta tierra. Para algunos, puede ser la bolsa de valores, para otros las criptomonedas, comercializar productos o mercados especulativos. 

    Entonces, “el flujo del dinero consiste en: ganar, gastar, ahorrar e invertir. Cuando dominas esto, fortaleces tu inteligencia financiera porque entre más ganas, más gastas, más ahorras e inviertes. Este ciclo se repite continuamente, logrando que seas libre financieramente. Comportamiento parecido al del agua, una fuente que nunca se acaba”, concluye Jaiber Pérez.

    También te puede interesar: Consejos para independizarse de los padres

    La libertad financiera la puede obtener todo el mundo, por eso recuerda que tu relación con el dinero se construye a partir de tus creencias, las cuales determinan tus acciones, que se convierten en hábitos para alcanzar grandes resultados y de esta manera lograr unas finanzas sanas.

    Si quieres más consejos para alcanzar bienestar financiero, sigue las recomendaciones de Leonardo Saab, consultor y facilitador de educación financiera de Compensar.

    Comparte este artículo:
    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp

    Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

      Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

        Artículos más leídos

        suscríbete

        ¿Quieres leer más contenidos exclusivos?

        Suscríbete

          Share on facebook
          Share on twitter
          Share on linkedin
          Share on whatsapp

          Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo