El desayuno es una de las comidas más importantes del día, pero ¿qué alimentos debes incluir? Aquí te enseñamos a preparar un desayuno saludable y energético.

“Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo” es un dicho español que también se utiliza en Colombia para describir que esta es la comida más importante del día. De acuerdo con la nutricionista Paola Contreras esto es cierto porque “en la noche el cuerpo ha pasado un tiempo prolongado sin el consumo de alimentos y con esta comida se rompe dicho ayuno para equilibrar los niveles de glucosa en sangre y proveer la energía requerida por el organismo para el desarrollo de las actividades cotidianas”. 

De igual forma señala que, “al desayunar, las personas se sienten más saciadas, lo que reduce la ansiedad por el consumo de alimentos calóricos, en cambio, las personas que no desayunan tienen mayor probabilidad de presentar sobrepeso u obesidad. Esto sucede porque al permanecer en ayuno por un tiempo prolongado, el cuerpo responde acumulando grasa al consumir la primera comida”. 

Por eso, si quieres mantenerte saludable debes alimentarte bien. De hecho, este es un factor clave para evitar el sobrepeso y otras enfermedades crónicas como la diabetes. 

¿Qué debe tener un buen desayuno? 

La nutricionista y coach Nutricional Paola Contreras explica que, “este debe contener alimentos que aporten macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos), así como micronutrientes (vitaminas y minerales). 

Pero, qué son los macronutrientes y micronutrientes. A continuación, la coach nutricional aclara: 

Macronutrientes: 

  • Las proteínas están contenidas en el huevo, el queso, las carnes y, en general, se les conoce como constructores porque una de sus funciones principales es la “construcción y reparación” de células y tejidos, por lo que son absolutamente necesarios. En dietas veganas, en las que se excluye el consumo de alimentos de origen animal, es necesario cubrir el aporte de proteínas, puede ser a partir de quesos veganos, tofu, croquetas de lentejas o falafel.
  • Las grasas tienen una multiplicidad de funciones en el organismo, que van desde el aporte de energía, la producción hormonal, la termorregulación, hasta la asimilación de algunas vitaminas como lo son la A, D, E y K                      (vitaminas liposolubles), por ello, es de vital importancia incluirlas en el desayuno pues son indispensables para el funcionamiento cerebral. Sin embargo, lo recomendable es consumir grasas saludables: aceite de oliva, aguacate, almendras y semillas, son algunas opciones. 
  • Los carbohidratos son la fuente principal de energía para el cuerpo, por ende, se requieren para todas las actividades, la cuestión es que cuando se consumen en exceso se acumulan como grasa. Frente a esto, lo recomendable es asistir primero a una consulta nutricional para que, dependiendo del gasto energético, género, edad y tipo de actividad que desarrolla el paciente, se determinen las cantidades adecuadas. 

No obstante, lo aconsejable es incluir carbohidratos integrales y altos en fibra como la quinoa, frutas (de preferencia enteras, no en jugo) o una arepa integral de maíz.


¿Quieres poner en práctica estos consejos? Aprende junto a la chef Catalina Gutiérrez Cárdenas a preparar este delicioso desayuno saludable.