Mujer trabajando feliz y motivada

Motivar a los empleados ya sea desde la distancia o en la misma oficina, es una de las claves para contribuir al bienestar de los colaboradores. ¿Pero qué dinámicas implementar para lograrlo?  Conoce algunas ideas para motivar equipos remotos.

Cuando una empresa mantiene a sus colaboradores motivados obtiene innumerables beneficios pues no solo se incrementa la productividad, sino que crea una cultura innovadora y creativa y es que como señala Susana Zapata, directora estratégica de Caramelo Escaso, compañía que trabaja para revolucionar la cultura en las organizaciones, “un empleado que no esté motivado se convierte en un detractor de la cultura, porque simplemente no entiende el para qué y prefiere quedarse en el lado de la “queja”.

No obstante, la motivación no solo le corresponde al empleador porque éste es un estado interno que depende de cada persona, por ello “más que motivar a un colaborador es conectarlo con su propósito. Cuando una persona está en el lugar indicado, según sus capacidades y naturaleza, va a elevar su compromiso, se va a sentir a gusto en su lugar de trabajo y esto garantiza que el ecosistema esté bien porque una pieza floja arriesga la sostenibilidad y equilibrio del negocio”, señala Susana Zapata.

Por esta razón la experta enfatiza en la importancia de acompañar a las personas a encontrar su propósito, pues “se asombrarían la cantidad de personas que nunca se han preguntado por su propósito personal”. Sin embargo, esto no significa que las empresas no puedan impactar positivamente en el bienestar de sus colaboradores.

A continuación, conoce algunas dinámicas de trabajo que te ayudarán a impactarlos

Estrategias para motivar a los empleados en el teletrabajo

De acuerdo con Rocío Gama, coordinadora de desarrollo organizacional de Compensar “para lograrlo la clave es la integración, pero para llegar a esta debemos generar una cercanía, la cual se da de forma genuina, creando un vínculo emocional que te permite conocer al colaborador”.

Por ello, la experta recomienda:

  1. Ejerce un liderazgo genuino. Si bien toda la responsabilidad no debe recaer en el líder, si es importante que él sea un referente y ejemplo para su equipo. Por ello, este liderazgo no debe ser fingido sino que se deben buscar nuevas formas para estrechar ese vínculo emocional. En ese sentido, sigue estos consejos:
  • Conoce a tu colaborador de manera integral porque él no solo te ayuda a cumplir una meta laboral sino que cumple otros roles y se mueve dentro de una dimensión familiar, académica y social. Esto te permite saber si el vive solo o tienes otras personas a cargo.  
  • Fortalece los canales de comunicación: a veces los líderes solo aparecen una vez a la semana o cuando hay un problema, pero esta comunicación debe ser frecuente, cercana y de calidad. Por ello, no inicies la conversación preguntándole a tu colaborador sobre una tarea, mejor comienza con un: ¿cómo has estado?

En definitiva, es ponernos en el lugar del otro porque si mi empleado es padre soltero y sé que sus hijos están estudiando en línea puedo negociar con él su horario, pero esto se logra gracias a una comunicación bidireccional. Asimismo, no temas responder preguntas cuya respuesta todavía desconoces. Lo importante es ser transparente.

  • Fomenta la comunicación entre los pares: genera retos de integración para que no suceda lo que pasaba en el colegio, en el que los estudiantes se dividían el trabajo y el resultado final era un rompecabezas mal armado. Para ello, el líder es quien debe dar el primer paso. Por ejemplo: en las reuniones digitales hay que invitar a los colaboradores a encender la cámara, por lo menos mientras se saludan, así no se pierde la comunicación, se fomenta la participación y se logran metas comunes.
  • Genera espacios laborales para celebrar fechas especiales como cumpleaños, Halloween o Navidad. Es despojarse por un momento del rol laboral y ver que estás en un equipo con gustos y realidades diferentes, pero hay un propósito en común que los conecta. Es compartir y conocer al otro para evitar una comunicación parcializada.
  • Utiliza herramientas digitales para generar integración: actualmente la aplicación más utilizada y efectiva es Whatsapp porque nos permite una interacción inmediata y enviar contenido multimedia. No obstante hay que respetar los horarios porque es una aplicación 24/7. También, y dependiendo de tu organización puedes usar Teams, Zoom o Google Meets para reuniones virtuales o el planner de Teams o Trello para fomentar el trabajo colaborativo.
  • Aliviar las cargas de trabajo: es muy fácil caer en la saturación de actividades, por eso, debes priorizar, respetar los tiempos de concentración y cerrar tareas para poder asignar otras. Asimismo, dimensionar los recursos y articulaciones de cada actividad porque es distinto trabajar solo a hacerlo en grupo. De igual forma, comprender que si alguien se bloquea debemos buscar soluciones entre todos para ayudar a ese empleado.

También te puede interesar: inteligencia financiera para emprendedores

Por último, Rocío Gama explica que, “la motivación está dentro de nosotros, incluso es más poderosa  que cuando un líder te dice: ¡ Muy bien!. Esto a su vez genera una actitud de apertura, flexibilidad y manejo de la incertidumbre porque solo tú puedes comprometerte con tu evolución”.

Pues como añade Susana Zapata “la empresa no es la encargada de hacer felices a sus empleados, eso es decisión de cada uno, lo que sí puede lograr por medio de los beneficios (tiempo libre, teletrabajo, bonos, entre otros) es conectar a los colaboradores desde sus pasiones, sus gustos o hobbies para que entreguen su  100 %”.

Por ello, concluye que “así como hacia afuera se analiza al cliente para satisfacerlo debería pasar lo mismo al interior porque cuando entendemos que quieren nuestros empleados, sabemos que les podemos entregar”.  Es por esta razón que es necesario realizar un diagnóstico para conocer el estado del  clima y cultura organizacional de tu empresa, así podrás crear estrategias virtuales o presenciales para su bienestar.