Mujer armando un rompecabezas de un rostro de una persona

A muchas personas les ha pasado que olvidan las cosas que les acaban de decir o no recuerdan dónde dejaron determinado objeto. ¿Cómo retener y almacenar información? Sigue estas recomendaciones para ejercitar la memoria.

La memoria es una función del cerebro que se encarga de almacenar información o experiencias pasadas, y como afirma la psicóloga clínica y magíster en neuropsicología Adriana Vega Hernández,  directora del Centro Integral de Neurodesarrollo -CINAV- , “su ejercitamiento promueve un buen funcionamiento de la misma, permitiendo que el cerebro aprenda caminos y estrategias diferentes para poder recoger, administrar y recopilar la información”.

De acuerdo con la experta, “la memoria la podemos ejercitar a cualquier edad, pues el cerebro viene dotado con ciertas habilidades que al entrar a determinado contexto le exige estimular procesos cognitivos para poder dar respuesta a este. Por ejemplo, cuando estás aprendiendo un tema nuevo ese entorno te obliga a almacenar, organizar y manejar cierto volumen de información y dependiendo del rol que desempeñes debes recordar ciertos procedimientos para llevar a cabo la labor que realizas”.

La tecnología y la memoria

Las nuevas tecnologías han generado un desuso de ciertas estrategias que antes utilizábamos para retener información. Precisamente los teléfonos inteligentes, así como la inteligencia artificial han generado que busquemos atajos para evitar procesar datos. Por ejemplo: utilizar Google Maps para escoger una ruta o guardar los contactos en la agenda del móvil.

Por esta razón, la psicóloga clínica y magíster en neuropsicología Adriana Vega Hernández afirma que, “debemos ponerle retos cotidianos a nuestro cerebro para poder almacenar la información”.  En ese sentido, la clave está en la vida cotidiana y precisamente es ahí donde podemos realizar ciertas prácticas para ejercitar la memoria.

Por lo anterior, David Vargas Alfonso, docente de la Biblioteca Compensar señala que “la biblioteca es un excelente lugar para mejorar esa capacidad de nuestro cerebro, por eso, esta no solo debe ser vista como un lugar para investigar información sino también para pasar un tiempo agradable, pues podemos aprender mientras nos divertimos y utilizar este conocimiento no solo para memorizar sino para ponerlo en práctica en nuestra vida diaria”.

Consejos para ejercitar la memoria

  1. Leer: esta es una de las actividades más recomendadas para ejercitar la memoria, pues mientras lo haces estimulas la actividad cerebral, aprendes nuevo vocabulario y  comprendes mejor el lenguaje pues ordenas y relacionas conceptos como señala David Vargas Alfonso “la lectura ayuda a transformarse en un mejor ser humano”.
  2. Evita depender totalmente de los aparatos electrónicos. La psicóloga Adriana Vega Hernández señala que, “si vas a hacer mercado  no lleves contigo una lista en tu celular sino que intenta recordar  los productos que vas a comprar ”. 
  3. Comparte lo que lees o tus anécdotas. Llama a tus amigos o algún familiar y cuéntales sobre el libro que estás leyendo o algún suceso que te haya ocurrido. Esto te sirve para estructurar y expresar tus ideas de manera ordenada.
  4. Estudia algo nuevo: amplía tus conocimientos, inscribiéndote a talleres o cursos que te ayuden a generar nuevas estrategias para aprender.
  5. Realiza crucigramas, sopas de letras, sudokus, laberintos, entre otros pasatiempos para mejorar tu concentración y capacidad de resolución de problemas. De esta manera, te obligas a recordar fechas o nombres y asociar ideas.
  6. Consulta la biblioteca: gracias a las nuevas tecnologías ya no tienes que dirigirte a un espacio físico, por ejemplo: la Biblioteca Compensar ha desarrollado programas online, dirigidos a todas las edades, para que a través de actividades como la hora del cuento, encuentro de saberes, viajeros virtuales, inglés entre páginas, entre otras, “los usuarios vivan experiencias significativas que les permitan no sólo memorizar sino aplicar este conocimiento en su diario vivir. Así mismo, expresar sus opiniones, fortaleciendo así la lectura, escritura y oralidad”, señala David Vargas Alfonso.

También te puede interesar: Alternativas para mejorar la calidad de vida de personas con Alzhéimer

Sin duda, y como afirma, la psicóloga clínica Adriana Vega Hernández, “todo el tiempo necesitamos fortalecer nuestros procesos cognitivos para dar respuesta al contexto, por eso, es importante estimular todas las habilidades cognitivas”. De esta manera, mantienes la información activa en tu cerebro.

Por ello, no dudes en implementar estos ejercicios e inscribirte a los programas online de la Biblioteca Compensar, un espacio para expresar y compartir tus lecturas u opiniones, así como,  aprender otros temas para propiciar el buen funcionamiento de la memoria.  

Tags: