Aunque los avances tecnológicos traen grandes beneficios, pueden tener un efecto negativo en el
desarrollo de tus hijos. Conoce aquí otras alternativas con las que podrás aportar a su desarrollo y
crecimiento.

El uso de dispositivos tecnológicos en los niños puede crear comportamientos que afectan el desarrollo de sus habilidades físicas y cognitivas. Algunas de estas consecuencias pueden ser: la dependencia, deficiencias comunicativas y de interacción y, si no hay control, su crecimiento se puede ver afectado por enfermedades como la obesidad.

Frente a este panorama, la especialista en psicología clínica, con énfasis en atención de niños y jóvenes en instituciones de educación media y superior, Diana González, explica que los padres de familia deben ser parte del desarrollo de las habilidades de los pequeños, por lo que recomienda algunas actividades diarias que ayudarán al aprovechamiento del tiempo libre sin el uso de tecnologías.

● Los juegos de mesa. Este tipo de lúdicas incentivan la participación de los niños, facilitan el desarrollo de habilidades cognitivas y fortalecen el vínculo entre padres e hijos.

● La lectura ayuda al enriquecimiento intelectual de los niños, por lo que deben ser motivados a leer temas de su interés y de acuerdo a su edad. Recuerda que puedes hacer uso de cartillas que incluyan imágenes ilustrativas o dibujos que les permitan colorear.

● Estimular a los pequeños a practicar actividades deportivas como fútbol, baloncesto, tenis o natación, hará que su mente esté más activa y productiva; mejora las condiciones físicas y de aprendizaje y aporta valores como el trabajo en equipo, la disciplina, el respeto a las reglas, factores determinantes en el desarrollo de la personalidad y la comunicación con otros niños.

● Es necesario crear espacios en casa donde todos los miembros de la familia se integren, por ejemplo, cocinar un plato especial fomenta el gusto por experimentar y explotar su creatividad.

● Hacer actividades extra escolares como ver películas en inglés fortalece el idioma o hacer ejercicios en los que el pequeño presente dificultad le harán ganar mayor confianza.

● Llenar pasatiempos, trabajar con plastilina o tocar instrumentos musicales son actividades
dinámicas que no requieren del contacto con aparatos electrónicos y les permite desarrollar sus
destrezas.

Recuerda que incentivar el contacto con la naturaleza y tener constante comunicación con la
familia y otros niños, enriquece su aprendizaje diario. Aquí te mostramos una de las actividades
que favorece al desarrollo artístico de los pequeños con la ayuda del profesor de música Ricardo
Triana, en una clase de guitarra en Compensar.