Mujer tomando una clase online

¿Cómo estudiar a distancia y evitar distracciones que impiden tener un rendimiento efectivo? Conoce algunos tips sobre cómo concentrarse durante una clase virtual.

Estudiar desde casa o dictar una clase online genera un desafío, incluso para aquellos jóvenes que han crecido en entornos digitales pues aunque muchos dominen la tecnología, la mayoría no la usa para estudiar sino para entretenerse. Esto evidencia por qué estudiar y concentrarse en una clase virtual no es tan sencillo como parece.

Y es que como explica Fernando Ramírez, docente de la Escuela de Capacitación de Compensar “distraerse, no ser organizado y estar haciendo múltiples tareas al mismo tiempo son algunos de los errores que generan que un estudiante no esté completamente enfocado en una clase online”.

¿Cómo organizarse para clases virtuales?

De acuerdo con Valeria Albornoz, psicóloga de la Universidad de la Sabana, especialista en educación y mentora de Wonder Youth, programa de orientación vocacional, “los seres humanos tenemos diferentes dispositivos de aprendizaje como: la memoria, los sentidos, la atención y la regulación emocional, los cuales debemos controlar y dominar para lograr concentrarnos”.

Teniendo en cuenta estos factores  de aprendizaje, la experta nos da los siguientes consejos sobre cómo concentrarse para estudiar:

Apaga los distractores. Los adultos, jóvenes y adolescentes cuentan con la capacidad para definir cuál es el mejor momento para hacer las cosas. Por ende, cuando si se estudia hay que poner en modo avión aplicaciones como juegos o redes sociales.  

Sal de la cama porque al estar ahí tu cerebro lo relaciona con descanso. En ese sentido, lo que tienes que hacer es buscar un lugar organizado, donde cuentes con un computador, cuaderno, esferos y resaltadores para tomar apuntes.

¡Prende la luz! Existen personas a las que les funciona estudiar con la luz apagada o mantener las cortinas de su cuarto cerradas. Esto no es recomendable porque no te conectas 100 % con la clase. Así que dependiendo de la hora utiliza luz natural o artificial.

Aliméntate bien: aunqueparece un hábito sencillo, muchos olvidan desayunar, almorzar o comer medias nueves. Esto es muy importante porque contarás con la energía necesaria para concentrarse en clase.

Replantéate los hábitos de estudio: cuando reduces distractores puedes pensar, reflexionar y autoevaluar. Precisamente, esto es lo que debes realizar cuando te va mal en un examen, analiza e identifica los aspectos a mejorar y cambia tus hábitos de estudio.

No memorices para el examen, memoriza para la vida. Estudia para que la información permanezca a largo plazo y puedas tomar acción de esta. ¿Cómo lo logras? Si estás estudiando física y viste una fórmula matemática mira cómo esto se ve reflejado en la vida cotidiana, por ejemplo: ¿cómo influye la física cuando corres o enfrías un alimento en el refrigerador?  

Fortalece funciones ejecutivas: Recuerda que hasta los 25 años los seres humanos alcanzamos el desarrollo total de la corteza prefrontal, que es  donde se alojan las funciones ejecutivas como: capacidad para seguir instrucciones, organizar horario, planificar o controlar impulsos.

Por ende, es necesario buscar apoyo para aprender a coordinar la agenda, así si tienes que entregar un trabajo para la otra semana lo realizarás con anterioridad.  De igual manera, es necesario trabajar la inteligencia emocional para gestionar mejor las emociones y comprender que estás en clase y no debes enfocarte en otro tema.

¡Toma apuntes! Escribe a mano porque el cerebro va a comprender mejor la información. Puedes utilizar mapas mentales, jerarquía, subrayar palabras claves, crear cuadro sinópticos, entre otras estrategias que ayudan a recordar más fácil.

¿Qué deben hacer los docentes?

De acuerdo con Fernando Ramírez, docente de la Escuela de Capacitación de Compensar “los profesores también juegan un rol importante, pues deben mantener motivados a los estudiantes; no basta solo con proyectar una presentación sino utilizar otras plataformas que  les permitan  a los estudiantes generar participación e interacción. De igual forma, deben ser organizados, preparar su clase, tener un buen dominio del tema y ser pacientes porque en una clase virtual se pueden presentar fallas”.

También te puede interesar: Teletrabajo en casa: ¿cómo trabajar desde casa?

De esta manera, los docentes ayudan a sus estudiantes a concentrarse en clase e identificar las oportunidades que genera la educación virtual, la cual  permite aprender nuevos conocimientos desde cualquier lugar del mundo, demostrando así que concentrarse para estudiar online sí es posible solo necesitas seguir las técnicas de estudio mencionadas anteriormente. Así, aprobarás todos tus exámenes y aprovechas la tecnología como una herramienta de aprendizaje.