1. Cuando termina el año escolar y tu hijo se queda con un cuaderno casi nuevo, ¿qué haces con él?

Correct! Wrong!

Respuesta A: ¡Excelente idea! Para lograrlo, corta las hojas en cuadritos pequeños, remójalas en un recipiente con agua y pasa la batidora hasta que el papel quede bien molido y se forme una pasta espesa. Déjala secar durante unas horas ¡y listo! También le puedes añadir un pigmento natural para que tus papeles queden de colores.

2. Muchas veces las crayolas de colores se parten en pequeños pedazos difíciles de agarrar, ¿qué haces con estos trozos sobrantes?

Correct! Wrong!

Respuesta A: ¡Increíble opción! Derrite todos los trozos, ponlos sobre un molde con formas divertidas para los niños y vuelve a crear una crayola de muchoscolores. De esta forma los niños pueden volver a utilizarlos, pero ahora de una forma másdivertida.

3. Al finalizar el año escolar, ¿qué haces con la cartuchera, la lonchera y demás estuches de tu hijo?

Correct! Wrong!

Respuesta B: ¡Esta es la mejor opción! Transfórmalos con un poco de imaginación, bórdalos o ponle algunos parches. Puedes hacerlo junto con tu hijo para que así él pueda ser parte de la creación de un objeto original que refleje su personalidad. Utilízalos para guardar juguetes u objetos que preciados para tu pequeño. Si definitivamente no los necesitas, también podrías donarlos a alguien al que sí le haga falta.

4. Para el caso de la regla, ¿qué haces con esto cuando tu hijo ya tiene muchas o las deja de utilizar?

Correct! Wrong!

Respuesta A: ¡Buena idea! Es importante que le enseñes a tus hijos el valor y lo divertido que puede ser transformar los objetos para darles un nuevo uso.

5. Si tienes revistas, cartillas o libretas desactualizadas, ¿qué haces con ellas?

Correct! Wrong!

Respuesta B: ¡Muy buena elección! Compartir en familia siempre lo será, el origami y las manualidades son una oportunidad de aprendizaje con tu hijo y una divertida forma de embellecer tu hogar. ¡No olvides reciclar las hojas restantes en la caneca de basura correspondiente!