Cada día existen más mujeres empoderadas y arriesgadas que son exitosas en roles que antes eran considerados masculinos. Conoce algunas de las mujeres colombianas que están inspirando a muchas niñas a ser lo que sueñan.

Tatiana Calderón

Piloto colombiana

Crédito: Alfa Romeo Racing

La pasión de Tatiana Calderón por el automovilismo empezó a los 9 años cuando su hermana, Paula Calderón, la llevó a una pista de alquiler de karts cerca de su casa. “Compramos un turno de 5 minutos y me enamoré de la velocidad, la adrenalina, de buscar mejorar vuelta a vuelta. Desde ese día mi vida cambio y todos los días me enamoro más de lo que hago”, afirma Tatiana.

Su camino no ha sido fácil. Al contrario, ha estado lleno de sacrificios, disciplina y mucho trabajo. Entrena cuatro horas diarias, más horas de las que entrena un hombre, y a medida que avanza en su carrera se exige cada vez más. Esto la ha llevado a ser la primera latinoamericana en conducir en la Fórmula 1 (2018) y recientemente se convirtió en la primera mujer que correrá en Fórmula 2.

Tatiana cree que en el automovilismo no hay necesidad de hacer campeonatos por separado porque las mujeres pueden correr con los hombres. Aunque, en su camino se ha encontrado con personas que piensan lo contrario “ Siempre te enfrentas a los incrédulos, oyes los comentarios de la gente, “para ser mujer no está nada mal o las mujeres nunca van a ir tan rápido como un hombre, no son lo suficientemente fuertes física y mentalmente, etc.” Pero siempre he visto estos comentarios como algo positivo, porque me motivan aún más a probar que están equivocados. Estoy acostumbrada a que saquen excusas si voy más rápido que ellos”, señala Calderón.

Ante la pregunta: ¿Qué le puedes decir a esas niñas que sueñan con convertirse en corredoras de Fórmula 1 o estudiar profesiones en las que siempre han predominado los hombres? Tatiana responde sin dudarlo, “creo que sin duda lo más importante es encontrar esa pasión por lo que haces y luego habrá muchas barreras en el camino pero con perseverancia, dedicación y trabajo duro nada en la vida es imposible. Hay que tener paciencia pero al final: ¡Podemos lograr lo que nos proponemos!”.

Paula Giraldo Gallo

Científica colombiana

El 18 de diciembre de 2018 será una fecha inolvidable pues el reconocimiento a cuatro científicas colombianas, entre ellas Paula Giraldo Gallo, por transformar el mundo de la ciencia y la tecnología motivará a que más niñas colombianas decidan apostar por la ciencia.

Paula Giraldo Gallo es una científica colombiana que está desarrollando un proyecto de diseño y producción de monocristales con materiales cuánticos de alta calidad y el entendimiento de fenomenologías exóticas que son de alto interés en aplicaciones tecnológicas. “Este proyecto también brinda la oportunidad de formar estudiantes Colombianos que eventualmente formarán mano de obra altamente calificada y que podrán aportar a la ciencia e industria nacional. Ojalá en un futuro nuestro país pueda competir en el desarrollo de tecnologías alrededor de los materiales, lo cual es un gran generador de riqueza en países como EE.UU. , Taiwán o Japón”, explica Giraldo.

Su gusto por la ciencia empezó desde muy pequeña. Su clase favorita era biología y disfrutaba estudiarla. Pero fue en grado décimo que gracias a Anita, su profesora de física, se interesó por la astronomía y la cosmología. “ Me cautivó mucho la pregunta sobre el origen de nuestro universo, y si existen más universos como el nuestro. Luego, más avanzada en mi pregrado, cambié a las estrellas por los electrones (los materiales), que es a lo que me dedico actualmente”, expresa Giraldo.

Paula estudió el pregrado y la maestría de física en la Universidad de los Andes y cuenta con un doctorado en Standford University. Recientemente, ganó el reconocimiento L’Oreal: For Women in Science (2018) y el Lee Osheroff Richardson Science Prize for North and South America (2019). Giraldo asegura que “es un gran honor que mi trayectoria e investigación sean reconocidas, ya que sé del talento y el trabajo arduo de tantas mujeres científicas colombianas que día a día trabajan por el avance de la ciencia en nuestro país”. En cuanto al premio LOR, “es un premio dirigido tanto para hombres como para mujeres científicas de norte y Suramérica, demuestra que en Suramérica existimos científicos de talla mundial, que podemos contribuir al avance de la ciencia al mismo nivel que en los países más acaudalados dado un apoyo amplio del Estado y la sociedad”.

Su camino ha estado lleno de perseverancia, trabajo y estudio. Giraldo señala que nunca se ha sentido discriminada pero también cree que sobresalir en un mundo en el cual son minoría, es posible y loable. ”El talento y capacidad de trabajo en cualquier disciplina no está determinado por el género sino por los intereses y habilidades de cada persona. Sin embargo, sí he visto con preocupación a través de mis años de carrera en ciencia que la deserción femenina es mucho más considerable que la de los hombres en la carrera científica. Creo que esto está posiblemente relacionado con factores como los estereotipos sobre la figura del científico (que trascienden a la discusión de género); e inclusive con el poco entendimiento de la maternidad en la carrera académica, lo cual en cierto sentido es una especie de discriminación”.

Este el mensaje de Paula Giraldo para las futuras científicas del país: “ ¡Que no les dé miedo perseguir sus sueños! Esto requiere trabajo arduo pero, trae grandes satisfacciones. Uno puede ser lo que quiere ser, sin importar la disciplina o si se es hombre o mujer, feo o bonito, suramericano o europeo. Y a los papás y educadores de esas niñas les digo: el interés de las personas por la ciencia y el conocimiento se cultiva desde que somos niños. Hay muchas barreras y prejuicios sociales que necesitan ser superados en cuanto a la crianza de una niña vs un niño, para que tengamos más mujeres jóvenes interesadas en temas relacionados con ciencia. Está perfectamente bien que una niña se interese por reparar el carro con sus padres, como que un niño se interese por la cocina.

Jugadoras de la Selección Colombia

El fútbol es uno de los deportes que más genera pasiones en Colombia. Por eso, no es extraño que las mujeres desde pequeñas también sueñen con ser jugadoras profesionales de la Selección Colombiana Femenina.

La historia del fútbol colombiano femenino es reciente, pues hasta 1990 apareció la primera Selección Colombiana Femenina, la cual le ha dado muchas alegrías no solo a los colombianos sino a los hispanohablantes, pues en 2015 logró convertirse en la primera selección de habla hispana en superar la fase de grupos de la Copa Mundial Femenina de la FIFA.

El camino que han recorrido las chicas súper poderosas no ha sido fácil. Tan solo hace tres años la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) creó la Liga Profesional Femenina de Fútbol de Colombia, que recientemente se vio amenazada tras el anuncio de esta entidad por sustituirla por un campeonato sub 23, lo cual sería un gran retroceso para los avances que se han dado. Aunque, ya se confirmó que la Liga continúa, todavía falta mucho por lograr, puesto que algunas jugadoras de la Selección Colombiana Femenina recientemente denunciaron abusos y desigualdad.

Esto no solo pasa en Colombia pues según el programa Fuerza Latina de la Deutsche Welle (DW) las 10 jugadoras mejor pagadas del mundo reciben en un año un poco más del sueldo que Messi obtiene en una semana. Para Yoreli Rincón, primera futbolista profesional de Colombia, “Tenemos un proceso avanzado, ha sido una lucha extenuante y a veces agotadora por la desigualdad. Hoy en día se recibe mejor el fútbol femenino, tenemos una liga profesional no de la manera que la deseamos, pero ha sido un proceso que esperamos siga mejorando para las niñas que vienen en camino”, señaló Yoreli en Fuerza Latina de la DW.

¡Mujeres! Que estos ejemplos les sirvan de inspiración para lograr lo que siempre han deseado. ¡No teman arriesgarse y alcanzar sus sueños!