Mujer tomando una clase virtual en su computador

La educación virtual se reinventó ante la pandemia del COVID-19. Colegios, universidades y hasta preescolares pasaron de la educación presencial a una nueva realidad totalmente online. En algunos casos la virtualidad del proceso educativo pasó de la teoría a la práctica en un par de semanas. Así, maestros y estudiantes enfrentan ahora una realidad tecnológica y virtualizada en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

¿Qué hace atractiva la educación virtual?

La educación virtual se diseñó para desvanecer las distancias y aprovechar los beneficios de la tecnología. La pregunta de muchas personas es ¿cómo entender los beneficios de los que tanto se habla?

Los procesos de enseñanza y aprendizaje ya no son estrictamente un asunto de aulas o establecimientos educativos. A través del Internet, varios estudiantes en sitios distantes, a cientos de kilómetros del centro educativo, están tomando sus clases. Esto evidencia que el modelo funciona. 

El concepto se sustenta en que para aprender solo requieres interés y la orientación docente mediada por algunos elementos tecnológicos. Así, un estudiante de colegio o uno de educación superior usan las mismas herramientas con distintos métodos y finalidades formativas. Es decir que si quieres estudiar, puedes hacerlo desde casa con la guía de un docente conectado por audio, video, en directo o diferido.

¿Oportunidades de la educación virtual para los estudiantes?

Gracias a la aceptación de la educación virtual, las universidades como Unipamericana han estado aumentado su oferta educativa virtual. De esta manera, han promovido la reducción de desplazamientos de sus alumnos. Estudiar desde casa o la oficina es práctico, funcional y necesario. 

Asimismo, el proceso educativo encontró herramientas como los foros, los chats, los wikis especializados y los recursos de telepresencia para fortalecerse. Con esto, no solo se mejora el alcance de la educación, también se permite que los estudiantes tengan una mejor adaptación a un espacio cada vez más lúdico e interactivo. 

Por eso, si quieres estudiar en modalidad virtual, tienes varias cosas a tu favor: puedes conectarte en distintos horarios, acceder a los recursos por diferentes medios tecnológicos y repetir tus clases las veces que lo necesites. Además, tendrás asesoría permanente y compañeros de clase dispersos en todo el país. La diversidad de personas y oportunidades de aprendizaje propicia diálogos y construcciones que la educación presencial puede limitar. 

Sin embargo, una de las mayores ventajas de la educación virtual es que se adapta estratégicamente a las nuevas necesidades del entorno en que vivimos. Aún en tiempos de pandemia, este tipo de educación encuentra oportunidades y se fortalece como herramienta para el crecimiento personal y profesional. Algo importante en las dinámicas cambiantes del mercado laboral.

Beneficios de la educación virtual

Si bien hemos mencionado algunos de los beneficios más notables, la educación virtual eleva las opciones de intercambio, comunicación y crecimiento. El sentido de responsabilidad del proceso educativo y sus acciones de enseñanza y aprendizaje aumentan la autonomía como valor personal y profesional.

Otro beneficio de la educación virtual es que no importa donde estés. Unipanamericana tiene estudiantes en todo el país, es por eso que la distancia, la geografía o la carrera solo dependen de tu propio interés. Así es más fácil elegir, comenzar el camino y vivir una experiencia formativa plena y útil para la vida.

Y es que la oferta académica virtual de Unipanamericana cuenta con programas académicos como: Administración de Servicios de Salud, Administración de Empresas, Diseño Visual, Mercadeo y Publicidad, Ingeniería de Sistemas e Ingeniería de Software. 

La educación virtual se acerca velozmente a tu propia mano

En apartados anteriores te mencionamos que podías emplear diversos medios tecnológicos para acceder a tus clases. La educación virtual cuenta con herramientas como el M-Learning, o aprendizaje móvil, y el Micro Learning, o aprendizaje en pequeño, donde la experiencia del estudiante se transforma. El primero se basa en la opción de llevar lecciones o videos de clase en tu teléfono móvil. Así puedes estudiar mientras vas en el transporte o si no tienes un computador a la mano. 

Además, esta metodología fortalece los procesos de enseñanza y aprendizaje en la educación virtual. Los métodos más recientes tienen la ventaja de que se integran a tu vida diaria. ¡Aprovéchalos!

Como pudiste ver, la educación virtual es una puerta que permite acceder a beneficios en materia de distancia, tiempo y modos de interacción. La superación de barreras físicas, geográficas y hasta de clima otorga incentivos que un estudiante puede aprovechar. Por eso, es una oportunidad que definitivamente no puedes dejar pasar.