mujer-haciendo-mal-gesto

La mentalidad de escasez genera repercusiones en todos los aspectos de la vida porque impide ver la capacidad que tenemos para vivir en abundancia. Conoce cómo cambiarla y empezar a sacar tu mayor potencial.

Si creciste escuchando frases como “no podemos darnos el lujo de comprar un carro o no dejes nada en el plato porque hay niños que no tienen nada para comer”. Probablemente tu mentalidad es de escasez. ¿Qué significa esto?

¿Qué es una mentalidad de escasez?

De acuerdo con Carolina Guzmán, psicóloga humanista especializada en comunicación y sexualidad humana, “cuando el mindset de una persona está enfocado en “no puedo”, “no soy merecedor”, significa que desde su desarrollo infantil ha pasado por situaciones negativas que han vulnerado su amor propio”

Asimismo, la experta señala que “una vez la persona alcanza la madurez esto genera que pierda la confianza en sí mismo, ocasionando que critique a aquellas personas que se esfuerzan por vivir en abundancia”. Pero, ¿cómo reconocerlo? La psicóloga Carolina Guzmán te invita a reflexionar sobre estos tipos de acciones que reflejan pensamientos limitantes.

Comportamientos de una mentalidad de escasez

  1. Pensar que no te mereces un regalo, estos solos los recibes en una fecha especial.
  2. No tienes derecho a pedir algo que desees o necesites. Hay muchas personas que mantienen la creencia de: “yo puedo solo”.
  3. Crees que por ser ambientalista está bien no comprar ropa nueva así tengas prendas desgastadas y rotas
  4. No ahorras porque los bancos son lugares en los que hay personas que se terminan robando tus esfuerzos.
  5. No sueñas por miedo.
  6. Casi no sonríes, solo para eventos y ocasiones especiales
  7. Te desgastas criticando a los demás y no realizas acciones de autoconocimiento.

Pasos para transformar tu mindset en una mentalidad de abundancia

La especialista Carolina Guzmán (@psicologacarolinaguzman) recomienda:

  1. Sé consciente que cuando cierras tus ojos y te vas a dormir la vida continua, por lo tanto, siempre hay un flujo eterno en el que nuestra mente puede encontrar la abundancia.
  2. Mejora tu relación con el dinero para acabar con esas creencias que afirman que este esclaviza a las personas; en cambio, empieza a percibirlo como un intercambio que se da por prestar un servicio o un acto de agradecimiento.
  3. Te mereces todo lo que puedes dar, es decir, el recibir es tan importante como el dar. A esto también se le llama “el chakra 2” relacionado con el “yo deseo” en el que se encuentra la creatividad y el placer. Es empezar a disfrutar una bebida, un abrazo o una buena conversación. Todo esto se relaciona con la creación.

Por eso, cuando algún familiar ya sea tu abuelo o padre te diga: no, tú no te mereces eso, vas a devolverle una sonrisa y decirle: déjame intentarlo. Es empezar a tener otro tipo de conversaciones con aquellas personas que tienen creencias limitantes tan arraigadas y enseñarles que es posible intentarlo y  soñar.

Por último la especialista enfatiza que “la vida es como un río inmensamente largo y profundo, en el que si bien hay momentos superficiales, en los que no se puede ver lo ancho y profundo de la situación, también se puede estimular la mente, empezar a tener otros tipos de conceptos en la memoria y transformar la realidad”.

Así que practicar una mentalidad de crecimiento y abundancia generará que tu emprendimiento o cualquier proyecto que realices sea exitoso porque tú serás la primera persona que va a confiar en este.