Los modelos de trabajo flexibles siguen ganando terreno en el país

Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo


    empleado-trabaja-modelo -flexible

    Tabla de Contenido

    Calificaciones
    No rating yet

    De acuerdo con MinTic, para finales del 2021 en Colombia había más de 209 mil teletrabajadores.

    En los últimos días, la alcaldesa mayor de Bogotá, Claudia López, hizo un llamado a las empresas a retomar el modelo de alternancia entre casa y oficina, así como a flexibilizar los horarios de trabajo de sus empleados. Y, aunque esta propuesta surge como una alternativa para contribuir a mejorar los problemas de movilidad que se viven en la capital del país, diferentes estudios coinciden en la popularidad del teletrabajo como una herramienta eficiente para favorecer la calidad de vida de los trabajadores, así como la productividad empresarial.

    Y es que, con la llegada de la pandemia, la adopción del trabajo remoto en Colombia aumentó casi en un 400% de acuerdo con cifras de MinTic y, para finales del 2021 había más de 209.000 teletrabajadores en el país, según el sexto Estudio de Percepción y Penetración en entidades colombianas realizado por este Ministerio.

    Lo anterior, da cuenta del terrero que han venido ganando los modelos de trabajo flexibles y de la importancia que los empleados les dan, así lo revela la encuesta mundial OnePoll en nombre de Citrix, en la que, de 6.500 trabajadores encuestados en 10 países, el 57% aseguró que prefiere el trabajo híbrido y el 69% abandonaría su puesto actual si esta no fuese una opción.

    Frente a este panorama, diferentes compañías en el país han empezado a dar los primeros pasos de cara a la implementación del modelo de teletrabajo formal, es decir, enmarcado en la Ley 1221 reglamentada con el Decreto 884 y que establece las condiciones laborales de este modelo, y, al mismo tiempo, otras han avanzado en su proceso de maduración. Tal es el caso de Compensar, que desde antes de la pandemia ya tenían un camino recorrido en este sentido y, en los últimos años, ha orientado sus esfuerzos a la evaluación y fortalecimiento del mismo.

    Andrés Garzón, gerente de Selección y Operaciones Internas de la Caja, define la implementación del modelo de teletrabajo como un “proceso de constancia y de un gran trabajo en equipo para alinear todas las áreas de la Organización y, al final, tener un proceso que sea sencillo y, a la vez, efectivo”.

    Siguiendo con el directivo, desde la adherencia de Compensar al “Pacto por el Teletrabajo” y como parte de una política corporativa que busca favorecer el bienestar integral de sus colaboradores y familias, la entidad empezó a diseñar diversas estrategias orientadas a la estructuración del modelo y para el 2017 ya tenía en marcha el primer programa piloto, con 300 trabajadores, que cumplía con todas las exigencias normativas; razón por la cual durante la pandemia se logró su movilización y expansión a un gran número de colaboradores, lo que en la actualidad representa un crecimiento de más del 500%.

    Y fruto de esta gestión, en el 2021, MinTic le otorgó a Compensar una certificación de buenas prácticas de teletrabajo, convirtiéndose así en un referente para las empresas que apenas comienzan este proceso.

    El camino recorrido

    De acuerdo con Garzón, durante este camino, la Organización ha tenido que afrontar grandes desafíos, como el de derrumbar en la cultura organizacional el paradigma de que la presencialidad es la única vía para asegurar los resultados, la renuncia a “ser dueños” del espacio físico en la oficina para trabajar y adaptarse a lugares abiertos de integración personal y profesional, y el desarrollo y fortalecimiento de las habilidades de autogestión de los trabajadores.

    “Es un reto que nos ha involucrado a todos, ya que se trata de reflexionar sobre cómo gestiono mi propio tiempo y, en algunos casos, cómo gestiono un equipo de trabajo remoto. El seguimiento de la presencialidad no funciona en la virtualidad, por lo que es importante tener habilidades de planeación y organizar los objetivos del día para al final de la jornada hacer el balance y los ajustes correspondientes”, afirmó.

    Como resultado de este proceso, hoy Compensar cuenta con más de 2.000 colaboradores en modalidad de teletrabajo formal, en diversos lugares del país, como Bogotá, Cali, Ibagué, Armenia, Floridablanca, Tunja, Villavicencio y 29 municipios aledaños a la capital colombiana; lo que representa el 18% de su planta total en cargos directivos, gerenciales, de capa media, profesionales y de soporte.

    Más allá de la productividad

    El teletrabajo no solo es una herramienta con efectos positivos sobre la movilidad, la inclusión y la productividad, sino que se ha convertido en un apalancador del bienestar de los empleados, de sus familias e incluso, del cuidado del medioambiente.

    En medio de este contexto, Garzón asegura que en el 2021 Compensar, de la mano de MinTic, realizó la medición del impacto del teletrabajo en la Organización, bajo tres focos principales: huella de carbono, equidad y calidad de vida. Los resultados del estudio, en el que participaron más de 1.000 colaboradores, van desde la reducción de la emisión mensual de 55 toneladas de CO2 hasta ahorros por concepto de transporte, almuerzo y parqueadero, los cuales se calculan en aproximadamente $470 mil pesos por persona, además, se estima que en promedio cada uno de ellos ahorró 2 horas y 40 minutos en desplazamientos, lo que se traduce en calidad de vida para las personas, quienes pueden invertir ese tiempo en actividades como estudiar, hacer deporte, descansar, compartir en familia, entre otras.

    Sin duda, uno de los mayores retos para las empresas dentro de este tipo de esquemas de trabajo, es mantener la conexión entre los equipos, la camaradería entre líderes y colaboradores y, en general, la adherencia a la cultura organizacional, para lo cual asegura el directivo, en Compensar, se soportan, entre otras cosas, en un robusto plan de formación.

    “Cuando habilitamos a una persona en el modelo de teletrabajo, le brindamos un acompañamiento a través de nuestra Universidad Corporativa, no solamente el exigido por la Ley, sino también para desarrollar habilidades blandas como la escucha activa, el liderazgo de equipos remotos, cajas de herramientas para líderes y otros pensados en el desarrollo de capacidades técnicas para aprovechar las herramientas tecnológicas”, cuenta Andrés Garzón.

    Por otro lado, se promueve constantemente la cercanía por medio de espacios de conexión, “buscamos convertir el encuentro presencial en momentos de reconocimiento y espacios en los que el líder se siente con el colaborador y le dé un feedback sobre su proceso de desarrollo, crecimiento y cumplimiento de objetivos para así construir de manera conjunta.”

    Está claro que en un mundo cada vez más cambiante y digitalizado, la implementación de nuevos esquemas de trabajo seguirá en constante evolución, por eso, de acuerdo con el gerente de Selección y Operaciones Internas de Compensar, la Organización continuará trabajando en la adecuación tecnológica, espacial y cultural para entornos híbridos, “con el firme propósito de continuar brindando más y mejores oportunidades de empleo, que favorezcan el bienestar integral de los trabajadores y sus familias”.

    Comparte este artículo:
    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp

    Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo


      Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

        Artículos relacionados

        ¡NO TE VAYAS!

        Aún quedan muchos más
        contenidos de tu interés

        suscríbete

        ¿Quieres leer más contenidos exclusivos?

        Suscríbete


          Compartir
          Share on facebook
          Share on twitter
          Share on linkedin
          Share on whatsapp

          Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo


            Skip to content