El trabajo es un derecho fundamental que garantiza una vida digna, por eso en Colombia, tanto los trabajadores dependientes como independientes, deben contar con la seguridad social. Conoce los beneficios que brinda este sistema. 

A través de la Ley 100 de 1993 se estableció en Colombia el Sistema de Seguridad Social Integral con el fin de garantizarles a los colombianos una buena calidad de vida, evitando que se generen desequilibrios económicos y sociales. 

Pero, ¿cómo se benefician los trabajadores y sus familias con este sistema? En Revista Compensar te explicamos el abecé de la seguridad social. 


La seguridad social es un servicio público obligatorio, sin embargo, la mayoría de colombianos no cuentan con este sistema. Según el Ministerio de trabajo y Protección Social, “el 63% de la población ocupada es informal”. 

Para contrarrestar esto, el gobierno ha generado cotizaciones por semanas, pagos de seguridad social y primas, a ocupaciones específicas como la de los taxistas (Decreto 1047 de 2014), servicio doméstico (Decreto 721 de 2013- Ley 1788 de 2016) y trabajadores rurales (Decreto  2616 de 2013). Así, ha logrado aumentar la formalización laboral. 

También te puede interesar: En pro del bienestar de los trabajadores domésticos

La seguridad social se rige bajo principios como la solidaridad. Frente a esto, la Ley 100 de 1993  estipula que, “los recursos provenientes del público en el sistema de seguridad se aplicarán siempre a los grupos de población más vulnerables”. 

De hecho, según la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Asocajas), “el 75% de los afiliados a las cajas son trabajadores de clase media emergente (con ingresos de hasta $1 millón) y el 33% de los recursos administrados por estas entidades son destinados a la niñez y personas mayores”. 

Por esta razón, las cajas de compensación familiar contribuyen al cierre de brechas sociales, logrando transformar  los aportes que hacen las empresas, en bienes y servicios sociales para los colombianos, quienes pueden cumplir su sueño de tener casa propia, acceder a educación, contar con más opciones de turismo y disfrutar de actividades recreativas y culturales. 

Desde luego, mediante el sistema de seguridad social integral es posible que los trabajadores colombianos y sus familias (así como los independientes que se vinculen) puedan gozar de bienestar y vivan en una sociedad más justa y equitativa.