La formación de los trabajadores nunca había sido tan relevante

Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

    capacitaciones-colaboradores-

    Tabla de Contenido

    Calificaciones

    La pandemia provocó cambios en las habilidades demandadas en diversos empleos.

    En un mundo cada vez más exigente, con avances tecnológicos que imponen nuevas dinámicas, la formación y capacitación de los trabajadores de las organizaciones, sin importar su tamaño o sector, ha tomado una mayor relevancia. Así lo concluyen los resultados de un sin número de estudios que analizan la situación del talento humano en las compañías de todo el mundo, sobre todo tras el paso de la pandemia, que provocó transformaciones en las habilidades demandadas en diversas áreas.

    Sumado a ello, un proceso exitoso en ese sentido no solamente impacta el crecimiento de los colaboradores en los ámbitos personales y profesionales, sino que también redunda de manera directa en la productividad, la eficiencia y la competitividad de las compañías.

    Esa realidad ha motivado a muchas empresas a implementar programas e iniciativas orientadas a la formación de su talento humano, conscientes del valor y los beneficios que este tipo de acciones generan. No obstante, hay otras organizaciones que han ido más allá y que a lo largo del tiempo se han dado a la tarea de diseñar estrategias más estructuradas para no solo impartir conocimiento sino realizar una intervención que impacte los ámbitos profesionales, personales, familiares y sociales.

    Un buen ejemplo de ello es Compensar, que hace 20 años le dio vida a su Universidad Corporativa, impulsando el desarrollo de sus colaboradores a través de la formación y la capacitación. “El valor de hacer esto es total, pues las empresas que no se preocupan por la educación de su personal, por desarrollar nuevas competencias, por hacerlos más productivos y competitivos, al final lo que van a tener es un recurso humano que no va a responder a los desafíos que van a tener como compañía”, explica Johana Alfonso, Coordinadora de la Universidad Corporativa de Compensar, quien agrega que esta iniciativa está totalmente articulada con la estrategia organizacional, un imperativo en este tipo de estrategias.

    Con respecto a su percepción sobre cómo impactan estos procesos a los colaboradores de la compañía y en qué aspectos, la funcionaria asegura que ven la formación de las personas de una manera integral, “esta ha sido una evolución interesante no solo en Compensar, sino en diversas empresas en el ámbito mundial”, añadió.

    ¿Por qué?, porque es necesario ver al trabajador en todo su entorno y en todas sus dimensiones, y no solo preocuparse por dotarlo de algunas herramientas técnicas que le permitan hacer mejor su trabajo. “En Compensar estamos convencidos de que el desarrollo integral del ser humano hace trabajadores más sanos, más productivos, más comprometidos y felices, además de proporcionarles un equilibrio entre su vida laboral, profesional y personal”, afirmó.

    La gestión de la Universidad Corporativa de Compensar también se percibe en lo afianzada que está entre los colaboradores de la entidad la idea de ver al cliente como el centro de todo, en la medida que durante su historia ha concentrado importantes esfuerzos en la generación de escenarios y experiencias en pro del mejoramiento permanente del servicio.

    “Hoy contamos con tres escuelas formativas: una de liderazgo, con la que buscamos dotar a todos aquellos trabajadores que tienen personas a cargo de los elementos que necesitan para acompañar, gestionar y orientar a quienes dependen de ellos, aparte de que inculca la cultura de respeto, igualdad y calidad de vida”, resaltó Alfonso.

    Una segunda, de gran relevancia para la organización, es la escuela de experiencia al cliente, diseñada para orientar al personal en el mejoramiento permanente de la experiencia de usuario. “Además, estamos trabajando muy fuerte en cómo brindar un servicio desde la diversidad y la inclusión, entendiendo que una experiencia excepcional debe contemplar estos conceptos tan importantes”, indicó.

    Por último, la tercera aborda la agilidad y la innovación, con el objetivo de fomentar el pensamiento y el actuar ágil e innovador en los colaboradores, entregándoles herramientas sencillas y prácticas que les permitan transformar la manera tradicional de hacer las cosas para optimizar recursos, agilizar procesos y mejorar la gestión.

    Herramientas para el aprendizaje

    La innovación educativa es una de las principales herramientas de gestión de la Universidad Corporativa de Compensar, por lo que en su oferta de experiencias, tanto sincrónicas como asincrónicas, (híbridas, presenciales o totalmente virtuales) contempla el uso de diversas metodologías, entre las que se destacan aulas virtuales, juegos para el aprendizaje, vídeo tutoriales, aprendizaje experiencial, conferencias, conversatorios, entre muchos otros, facilitando así los procesos de aprendizaje.

    Su oferta educativa está compuesta por más de 1.000 contenidos, en diversas áreas del conocimiento, que van desde lo más técnico –como cursos relacionados con normas propias del quehacer de la organización– hasta temáticas como finanzas personales, comida saludable, manejo del tiempo, entre otros.

    Transformación digital al alcance de todo

    En los últimos años la Universidad Corporativa ha venido focalizando sus esfuerzos en el fortalecimiento de su estrategia digital de formación, lo que incluye la generación de experiencias de aprendizaje integral, así como soluciones diseñadas a la medida de las necesidades de los diversos procesos de la organización, optimizando de esta manera los recursos, ampliando el alcance y consolidando una oferta con la que logró impactar durante el 2021 a más de 11.400 colaboradores, quienes acumularon alrededor de 800.000 horas de formación.

    Como parte de esta apuesta, el año pasado la entidad promovió la creación de una red de aprendizaje digital denominada Idea 4.0, con el fin de facilitar el acceso a espacios de autoformación que den respuesta a los desafíos y necesidades del ámbito laboral y empresarial.

    “Hicimos una alianza con nuestros principales ‘partners’ de tecnología y montamos casi que una ‘academia’ para la revolución 4.0 y el fortalecimiento de habilidades para la transformación digital. Este es un proyecto que ha tenido mucha trascendencia, pues no solo ha impactado a nuestros colaboradores, sino también a sus familias, la cadena de proveedores de Compensar, algunas empresas afiliadas e incluso hoy tenemos un convenio con el proyecto Territorio Stem del Distrito para formar a los docentes y dotarlos de todo este conocimiento técnico”, subrayó la Coordinadora de la Universidad Corporativa.

    Gracias a esta red, las personas tienen a su disposición, de manera gratuita, y previa inscripción, ocho rutas de aprendizaje, algunas de ellas básicas y otras en herramientas específicas que tienen orientaciones de certificación por parte de los fabricantes, entre ellas: transformación digital para “dummies”, programación, user experience, analítica, internet de las cosas, machine learning, robótica y marketing digital.

    Visión a futuro

    Acerca de los proyectos y retos en el corto y mediano plazo, Johanna Alfonso manifiesta que si algo les ha enseñado el cambiante entorno de los dos últimos años es que “hay que estar preparados para todo y en distintos frentes”. Por eso, sostiene que desde la Universidad Corporativa seguirá siendo un gran desafío concebir al ser humano como un todo, “no se trata solo de que el trabajador haga bien el trabajo, sino de entender qué pasa con las personas fuera de lo laboral, para así poder contribuir a su bienestar integral”.

    “Eso para nosotros significa deconstruir todo lo que hacemos dentro de la Universidad Corporativa para acompañar a nuestros colaboradores en cada una de las etapas de su vida, para darle sentido a todo eso que ocurre dentro y fuera de la organización, pero, adicionalmente, para seguirnos preparando para el futuro. Por otra parte, será también un reto continuar articulando las capacidades humanas con las tecnológicas y conformar lo que denomina Deloitte como los Superteams”, puntualiza Alfonso.

    De acuerdo con la funcionaria, a lo anterior se suma el reto de continuar desarrollando un liderazgo coherente, participativo, constructivo y que realmente les permita a las personas “brillar con luz propia, lo cual es muy importante para nosotros, pues creemos que es clave que cada trabajador pueda mostrar todo el potencial que tiene”, concluyó.

    Más información en: https://corporativo.compensar.com/

    Comparte este artículo:
    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp

    Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

      Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

        Artículos más leídos

        suscríbete

        ¿Quieres leer más contenidos exclusivos?

        Suscríbete

          Share on facebook
          Share on twitter
          Share on linkedin
          Share on whatsapp

          Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo