Colaboradora sonriendo frente a un computador mientras toma un curso de habilidades profesionales

Las conclusiones de los estudios que analizan la situación del talento humano en las compañías de todo el mundo coinciden en la importancia de la formación permanente de los trabajadores, premisa que adquiere mucha más relevancia en medio de un panorama como el actual, en el que las empresas han tenido que adaptarse muy rápidamente a los cambios para responder a las nuevas dinámicas del entorno, haciéndose fundamental el fortalecimiento de las habilidades y competencias profesionales y personales de su equipo de trabajo.

Y precisamente, de lo anterior da cuenta el más reciente informe sobre el “Futuro de los Empleos” presentado por el Foro Económico Mundial, en el que, entre otras cosas, se advierte que para el año 2025 el 50% de los colaboradores que hacen parte de las organizaciones necesitarán volver a formarse. Adicional a ello, un estudio publicado por la consultora Trust Corporate sobre la importancia de la capacitación para retener el talento humano, resalta que invertir en la formación continua de los empleados redunda positivamente en la competitividad de las compañías, en el cumplimiento de sus objetivos estratégicos, en el mejoramiento de los resultados, entre otros.

Consciente de ello, la Caja de Compensación Familiar Compensar pone toda su experiencia al servicio de las empresas de cara a la cualificación de sus equipos de trabajo, y es así como desde la unidad de educación continuada de su Fundación Universitaria ofrece alternativas de formación que van desde diplomados, hasta cursos y seminarios en diferentes áreas del conocimiento, diseñados en respuesta a las necesidades puntuales tanto de las organizaciones como de sus colaboradores.


Por otra parte, a través del programa de Desarrollo Empresarial Integral (DEI) de la caja, ofrece a las empresas afiliadas procesos que contribuyen a la formación y bienestar integral de sus trabajadores, favoreciendo con ello un ambiente laboral más saludable, eficiente y productivo. Justamente, en línea con este propósito, creó recientemente una estrategia de C-Learning que busca potencializar los programas de desarrollo empresarial, personal y familiar con una amplia oferta de seminarios, conversatorios y conferencias, más de 20 cursos virtuales y una membresía en su campus virtual.


Sumado a ello, por medio del Ciclo de Conversatorios Empresariales Colabora, un espacio virtual diseñado para conversar y compartir experiencias, retos, aprendizajes y el conocimiento que a lo largo de los años ha desarrollado la entidad alrededor de diversas temáticas, resultado de un trabajo conjunto entre diversos actores, viene promoviendo el aprendizaje colaborativo, seguro de que la posibilidad de intercambiar ideas con profesionales de compañías que ya han vivido una experiencia sobre determinado asunto permite tomar decisiones apoyándose en el
conocimiento de otros, lo que supone una gran ventaja al momento de encontrar soluciones creativas y evitar riesgos.


El ejemplo empieza por casa

Colaboradores en una reunión de una empresa


Compensar está convencida de que lo más valioso de las organizaciones son las personas y la capacidad colectiva que tienen para adaptarse a las necesidades del entorno, por esta razón trabaja constantemente en el fortalecimiento de las competencias y habilidades de sus colaboradores por medio de diferentes herramientas y habilitadores, entre ellos, su Universidad Corporativa que dispone de metodologías como aulas virtuales, juegos para el aprendizaje, video tutoriales, aprendizaje experiencial, conferencias, conversatorios, entre muchos otros.


En este contexto, y en coherencia con el panorama del 2020, la entidad viene focalizando sus esfuerzos en el fortalecimiento de la estrategia digital de formación, lo que incluye la generación de experiencias de aprendizaje integral, así como soluciones diseñadas a la medida de las necesidades de los diversos procesos de la organización, optimizando de esta manera los recursos, ampliando el alcance y consolidando una oferta sincrónica y asincrónica con la que logró impactar el año pasado a más de 7.500 colaboradores, además de planta flotante y aliados estratégicos, pues en articulación con otras áreas de la entidad, extendió algunos de los beneficios de la Universidad Corporativa a las familias de sus empleados, a trabajadores de empresas afiliadas y a sus proveedores.


“Es mucho más costoso tener personas no capacitadas, en términos de operación y de reputación; y la pandemia lo hizo visible, las organizaciones se adaptaron a condiciones globales, motivo por el cual cobra más relevancia la capacitación de los trabajadores. Cada día hay más tendencias, en lo digital, en servicio al cliente, en lo social y se necesita tener a la gente en línea con ello”. Afirmó Johana Alfonso, Coordinadora de la Universidad Corporativa de Compensar.


Con este tipo de iniciativas, la entidad ratifica nuevamente el compromiso de consolidarse como una plataforma de bienestar integral que asesora, acompaña y brinda soluciones que agregan valor a empresas, trabajadores y familias, aportando con ello al desarrollo, la productividad y el progreso del país.