Aumentar el engagement, fortalecer su cultura organizacional y contar con colaboradores más felices son metas que puede lograr, aplicando la gamificación, una técnica que traslada la mecánica de los juegos a ambientes laborales.

Jugar es divertido, nos mantiene motivados y concentrados. Razones por las que, actualmente las organizaciones implementan la gamificación, además, para brindarle a sus colaboradores una buena experiencia, consiguiendo que ellos se involucren mejor en los procesos corporativos.

¿Qué es la gamificación?

Se define como el diseño y uso de elementos relacionados con juegos en contextos no lúdicos. Sin embargo, la empresa Free to Play, expertos en gamificación, amplía esta definición y precisa que “es una disciplina que reúne los conocimientos de diseño de juegos, motivación humana y  neurociencia para fomentar el engagement y crear ambientes emocionalmente positivos”.

Secretos para aplicar la gamificación

Se puede aplicar para cualquier tipo de empresa: solo tiene que comprender las mecánicas del juego (feedback, insignias, colaboración, puntos, comunidad, entre otros) e implementarlas estratégicamente dentro de su organización.

Javier Velásquez, fundador de Free to Play explica que “cuando se habla de gamificación no necesariamente se hace referencia a los juegos sino a un sistema que establece una metodología aplicada a la problemática que la organización desea resolver”.

Es así como dependiendo del tipo de jefe y necesidades motivacionales, se plantea un diseño gamificado de acuerdo con el objetivo que se quiera alcanzar. No obstante, como afirma Velásquez es fundamental entender que “la gamificación va más allá de enfocarse en la recompensa que va a recibir el colaborador porque consiste en comprender que se trata de una herramienta útil para generar feedback e incrementar la interacción, entre otros beneficios”.

Por esta razón, el experto recomienda contar con la asesoría de profesionales que le ayuden a generar un cambio positivo en sus colaboradores, obteniendo así óptimos indicadores de rendimiento.

También le puede interesar:  Mentoring, estrategia para potenciar la gestión de talento

¿Cómo puede ayudar la gamificación a su organización?

La gamificación trae consigo una serie de cambios positivos enfocados en:

  • Transformación cultural.
  • Aumento de la motivación.
  • Fortalecimiento de la comunicación.
  • Fomento del trabajo equipo.
  • Disminución de la rotación de personal.
  • Aumento en la productividad.

Nos encontramos en un entorno que exige que innovemos constantemente, haciendo que sea imprescindible crear ambientes lúdicos para contar con empleados más comprometidos, creativos y eficientes.

Por ello, no dude en vincular esta estrategia con los planes de bienestar, que le ayudarán entre otras, a posicionarse como buena marca empleadora dentro de su sector.