Cuando las organizaciones comprenden la importancia de generar y garantizar un ambiente confortable de trabajo, contribuyen al fomento del sentido de pertenencia y al impulso de la productividad.

Tener un horario flexible, acceder al teletrabajo, poder pasar más tiempo con la familia, tener posibilidades de desarrollo y formación al interior de la organización, son algunas tácticas efectivas que permiten la promoción de un ambiente laboral positivo, de acuerdo con Rocío Liévano, Gerente de desarrollo y calidad de vida de Compensar.

En el momento en el que se implementan este tipo de actividades, se genera un grado de identificación de los trabajadores con su organización, puesto que se convierte en una prueba clara de que sus empleadores no solo se preocupan por la productividad sino por el bienestar general.

Según María Camila Fandiño, coordinadora de Gestión Humana en Indexcol, para que se puedan implementar múltiples acciones que permitan dar un manejo efectivo del clima laboral es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

● Evaluar el clima periódicamente para conocer cuál es el rol de cada persona dentro de la compañía e identificar cuáles son las principales oportunidades de mejora para trabajar en ello.

● Identificar los intereses del equipo para trabajar en ideas de dinamismo y equilibrio entre la vida privada y laboral del trabajador, como por ejemplo el home office, horario flexible y beneficios que compensen el salario emocional.

● Trabajar en los canales de comunicación interna con el fin de desarrollar habilidades que permitan tener buenas relaciones y evitar inconvenientes de tipo personal.

● Implementar actividades que impulsen hábitos de vida saludable, lo que incluye la salud física y la estabilidad psicológica.

Los problemas de convivencia y los elementos negativos que alteran el ambiente laboral en una organización se pueden traducir en la disminución del desempeño laboral, las barreras en los procesos de aprendizaje, la falta de proactividad, las bajas en la rentabilidad y por supuesto, en las altas rotaciones de personal.

Es por esto que debe tener en cuenta que la clave se encuentra en conocer y hacer sentir importante a las personas que hacen parte de su organización. Además, debe tener presente que anualmente se debe hacer una evaluación de satisfacción en general de todo lo realizado y medir las expectativas del año que entra, para identificar los aspectos en los que se debe trabajar.