El Bitcoin es una moneda digital usada para hacer transacciones en la red. Fue desarrollada en 2009 por Satoshi Nakamoto y desde su creación, ha generado un gran impacto en Colombia y el mundo.

El mundo digital avanza a pasos agigantados con la creación de nuevas herramientas y facilidades que se acogen a la vida diaria de las personas. Un claro ejemplo son las criptomonedas o dinero virtual, que son usadas alrededor del mundo.

Sin embargo, esta moneda virtual, que no ha sido legalizada por las entidades financieras o gubernamentales, funcionan de forma anónima, descentralizada y puede ser utilizada desde cualquier lugar sin ningún control.

Riesgos de usar las monedas virtuales

Según el Banco de la República de Colombia, las monedas virtuales no cuentan con el respaldo o la participación del Estado, ni forman parte de un sistema centralizado, controlado o vigilado. Por lo tanto, no han sido reconocidas como moneda por el legislador ni la autoridad monetaria, por lo tanto la única unidad monetaria en Colombia es el peso representado en billetes y monedas, emitidos por el Banco de la República.

El bitcoin no es considerada una moneda en Colombia, no constituye un medio de pago legal y no es obligatorio recibirlo. Tampoco es un activo que pueda ser considerado una divisa, debido a que no cuenta con el respaldo de los bancos centrales de otros países.

Por su parte, Jorge Castaño Gutiérrez, Superintendente Financiero de Colombia, advirtió a través de la Carta Circular 52 de 2017 a las entidades vigiladas y a la ciudadanía sobre los riesgos a los que se exponen cuando adquieren estas monedas virtuales:

● Presentan una alta dificultad para la identificación de sus beneficiarios finales.

● Son poco trazables por las autoridades.

● No están respaldadas por bancos centrales.

● Los compradores o vendedores de monedas virtuales se exponen a riesgos operativos, principalmente a que las billeteras digitales sean robadas o hackeadas, y a que las transacciones no autorizadas o incorrectas no puedan ser reversadas.

● Las personas que negocian con monedas virtuales no se encuentran amparadas por ningún tipo de garantía privada o estatal, ni sus operaciones son susceptibles de cobertura por parte del seguro de depósito.

Además, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y la Oficina Europea de Policía (Europol), establece que las monedas virtuales pueden ser empleadas como un instrumento que podría facilitar el manejo de recursos provenientes de actividades ilícitas.

De esta forma, los organismos de control gubernamentales y bancarios que rigen en Colombia promueven el uso de la moneda nacional, con el fin de evitar los riesgos potenciales que implican el uso de monedas electrónicas no legalizadas.