Acceso a vivienda digna: puerta de entrada para el bienestar

Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo


    vivienda-propia

    Tabla de Contenido

    Calificaciones
    No rating yet

    Acceso a vivienda digna: puerta de entrada para el bienestar

    Según el DANE, el déficit habitacional afecta al 31% de los hogares colombianos.

    El derecho a tener vivienda fue reconocido en el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 y en el artículo 11.1 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966. Además, otros acuerdos y tratados internacionales hacen referencia a la importancia de contar con un techo digno, un derecho que está directamente relacionado con algunos de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, entre ellos: el Fin de la Pobreza (1), impactando en el costo de vida y en la disminución de la exclusión social; la Salud y el Bienestar (3), pues una vivienda en mal estado afecta la calidad de vida de las personas; la Educación de Calidad (4), permitiendo que haya espacios adecuados para el estudio, algo clave en el desempeño académico; la Igualdad de Género (5), porque la exclusión residencial y los desalojos afectan en mayor medida a las mujeres; la Energía Asequible y no Contaminante (7), debido a que la pobreza energética afecta los pagos de la vivienda y en mayor medida a la población vulnerable; la Reducción de las Desigualdades (10), pues no contar con una vivienda influye en la transmisión intergeneracional de la pobreza; y las Ciudades y Comunidades Sostenibles (11), porque la inexistencia de viviendas asequibles y adecuadas impide garantizar el acceso a ellas.

    El panorama en Colombia

    Según la Encuesta Nacional de Calidad de Vida del DANE, en 2021 el 34.7% de los hogares en Colombia vivían en una vivienda propia, totalmente pagada; el 38.6% en arriendo o subarriendo y el 15.4% en calidad de usufructuario, es decir, con permiso del propietario para vivir, sin pagar.

    De igual manera, de acuerdo con indicadores de esta entidad, el 31% de los hogares del país se encontraba en déficit habitacional: 23.5% en déficit cualitativo, es decir, viviendas con deficiencias estructurales y de espacio, y el 7.5 % en déficit cuantitativo, lo que hace referencia a deficiencias no estructurales que requieren intervenciones para mejorar las condiciones de habitabilidad. En las principales cabeceras del país, el déficit habitacional se situó en 20.4% y el énfasis mayor se presentó en zonas rurales, con 68.2%.

    Consciente de ello, así como de la manera en la que el acceso a vivienda digna contribuye en el bienestar integral de las familias, la Caja de Compensación Familiar Compensar continúa fortaleciendo su accionar a fin de acompañar cada vez a más colombianos a hacer realidad el sueño de tener casa propia. Es así como durante la primera mitad de este año ha asignado más de $270.100 millones en subsidios para compra de vivienda nueva, usada y construcción en sitio propio, beneficiando a cerca de 12 mil familias de menores ingresos en Bogotá y Cundinamarca, lo que, en palabras del gerente de Subsidio y Vivienda de la entidad “hace parte de una apuesta para que la vivienda sea un medio a través del cual las personas puedan ser más sanas, felices y productivas”.

    A lo anterior se suma la asignación de beneficios para cerca de 1.000 familias, por más de $700 millones en alrededor de 65 proyectos en convenio con diferentes constructoras del país. Además, la orientación, acompañamiento y asesoría a cerca de 2.200 usuarios a través de su Programa de Bienestar Financiero; la aprobación de créditos hipotecarios por más de $7.700 millones; y los apoyos económicos brindados a más de 4.000 familias que, gracias a ello, pudieron mejoraran las condiciones de sus viviendas, tuvieron la posibilidad de financiar su vivienda mediante el programa Comprarrienda o arrendaron sus inmuebles generando nuevos ingresos a través del Banco de Inmuebles.

    Más allá de la entrega de una vivienda

    Uno de los principales diferenciadores del modelo de Vivienda de Compensar es el programa “Desarrollo Social Comunitario”, iniciativa pionera que desde el 2013 adelanta en los sectores donde están ubicados sus proyectos de interés social y prioritario, trascendiendo la entrega del inmueble, así como las exigencias legales, y acompañando a las familias propietarias, residentes y comunidad aledaña en el fortalecimiento de sus capacidades, desde cuatro ejes de acción: articulación de redes, formación y capacitación, aprovechamiento de zonas comunes del proyecto y del entorno, y por último, autogestión y empoderamiento.

    “Parte de nuestro propósito es desarrollarnos como una plataforma de bienestar integral y los proyectos e iniciativas de vivienda que desarrollamos están enmarcadas en ese objetivo, por eso realizamos intervenciones de desarrollo social comunitario en donde articulamos diferentes grupos sociales, representando en las viviendas un paso importante para, por ejemplo, que los niños tengan seguridad alimentaria, los jóvenes tengan acceso a la educación y los adultos mayores cuenten con mecanismos y espacios para usar su tiempo libre”, aseguró Rodríguez.

    En lo corrido del año, a través del programa la entidad ha impactado a más de 27.000 personas, además, su Escuela de Formación Comunitaria, cuenta con alrededor de 9.600 inscritos, quienes tienes la posibilidad de acceder de manera gratuita a diversos cursos de formación.

    En el marco del programa, la entidad también trabaja de la mano con la comunidad, entidades públicas y privadas en jornadas de siembra, embellecimiento, arborización, concientización del cuidado del medio ambiente, campañas de recuperación de espacios, apropiación del territorio desde la cultura y en la formación de líderes ambientales para garantizar la continuidad de los procesos. Además, brinda formación en economía circular para el aprovechamiento, reciclaje, reutilización y reúso de materiales, como papel, plástico, cartón, chatarra, hierro, entre otros.

    Feria de Subsidio y Vivienda

    En relación con las metas de corto y mediano plazo, el gerente de Subsidio y Vivienda de Compensar se refirió a los próximos lanzamientos que alistan en alianza con Arquitectura y Concreto, Ingeurbe, Fernando Mazuera, Constructora Pijao y Constructora Arrecife, los cuales ascienden a más de 8.100 soluciones habitacionales, ubicadas en La Calera, Av. Las Américas, Fontibón y Venecia. Adicionalmente, aseguró que la entidad espera cerrar el año beneficiando a más de 26.800 familias mediante la asignación de subsidios de vivienda.

    Y precisamente, con el fin de facilitar el acceso de las personas a su oferta en materia de vivienda, así como a diversas modalidades de subsidio, el 23 y 24 de julio Compensar llevará a cabo su tradicional Feria de Subsidio y Vivienda, en su sede de la Av. 68, con la participación de más de 30 constructoras e inmobiliarias.

    Dentro de las actividades, se destacan nuevos lanzamientos y proyectos con y sin subsidio, descuentos, alternativas de financiación, charlas formativas e invitados especiales. Además, como parte de su compromiso con el ambiente, el montaje del evento será reusado en la elaboración de camas para caninos en condición de calle.

    Más información: corporativo.compensar.com/vivienda

    Comparte este artículo:
    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp

    Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo


      Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo

        Artículos relacionados

        Revista Compensar
        ¿Quieres leer más contenidos exclusivos?


          ¡NO TE VAYAS!

          Aún quedan muchos más
          contenidos de tu interés

          suscríbete

          ¿Quieres leer más contenidos exclusivos?

          Suscríbete


            Share on facebook
            Share on twitter
            Share on linkedin
            Share on whatsapp

            Suscríbete a nuestro Newsletter para contenido exclusivo


              Skip to content