La segunda bebida más consumida en el mundo después del agua es el té, una infusión que relaja tu mente y cuerpo. Para que tú también disfrutes de sus propiedades, acompáñanos a recorrer la ruta gastronómica del té en Bogotá.

Se cree que el emperador Shen-Nung descubrió el té cuando estaba tomando agua caliente debajo del árbol y le cayeron algunas hojas de té. Desde entonces, promulgó los beneficios de esta deliciosa infusión, la cual se comenzó a expandir alrededor del mundo.

Según el estudio Análisis de la industria del té y las aromáticas en Colombia, esta bebida llegó a nuestro país “en 1960 de la mano de la compañía Jaibel. Hoy en día, esta industria ha tomado tanta fuerza, que en el mercado  colombiano se encuentran diferentes empresas dedicadas a producir té como Jaibel, Hindú, Tisanas Oriental – Termoaromasy Tisanas Orquídea”, demostrando que esta es una de las bebidas que está en tendencia.

Por eso, prepárate para descubrir los mejores sitios de Bogotá y deleitarte de esta bebida milenaria.

1.    El taller del té

Laura Cahnispeyern estudió administración hotelera y en un momento de crisis encontró una oportunidad única para vivir del té y las infusiones, bebida que utiliza para inspirar a otros a vivir una vida plena y tranquila.

Por eso, a finales de 2010 nació El Taller del té, un lugar donde puedes meditar y descubrir más de 80 variedades de infusiones que han sido traídas de diferentes partes del mundo y producidas por productores colombianos.

Cualquiera de las mezclas que explores en El Taller del té, te brindará distintos aromas y experiencias brindándote tranquilidad. Por eso, ¡no dudes en visitarlos en la calle 60A #. 3D – 32!

2.    El templo del té

En La Candelaria, Galerías y el Parkway puedes encontrar el Templo del Té, un espacio donde prima la armonía y la serenidad, permitiéndote deleitarte con una selección de 70 variedades de tés provenientes de África, Asia, Europa y Sudáfrica, y vivir una agradable experiencia que te adentrará a esta bebida milenaria.

Cuando vayas no olvides pedir uno de los mejores tés de China: el Silver Needle que se caracteriza por tener un sabor dulce y un aroma fresco y ligero. No olvides acompañarlo con una torta de volcán de chocolate.

3.    Matchachá