niñas haciendo sus tareas en una tablet

La educación virtual trae inmensidad de beneficios para los niños y en general para toda la familia. Aquí te contamos las ventajas de implementar esta modalidad de estudio y las recomendaciones que debes seguir para guiar a tu hijo en este proceso.

Si bien todos los padres buscan la mejor educación para sus hijos, en ocasiones,  olvidan que  puede ser una decisión de familia . Por eso, es importante que discutan entre todos las diferentes opciones de estudio, entre las que se destaca la educación en casa, una alternativa basada en los gustos, las necesidades y los intereses de los menores.

Denise Danielle Bourne es la cofundadora de GrandesGenios, una universidad de niños y  para niños, que nació de la idea de sus dos hijos, Dany y Sebas, quienes desde hace un tiempo se educan virtualmente y son expertos en transformación digital llevada a la educación. Según ella, “la educación en casa permite a los niños ser más curiosos, aprender más motivados y crear proyectos propios que los apasionen y que inspiren a otros”. 

Para Denise Bourne, lo primero que hay que entender de la educación en casa es que existen diferentes metodologías para implementarla, por ejemplo, “hay quienes trasladan el colegio a su hogar, hay quienes ven sus clases por materias, por grados o por horarios y hay quienes le apuestan a la educación experimental, en la cual se prueban diferentes procesos de aprendizaje en donde predominan los intereses de los niños”.

Además, agrega que los padres no deben concebir la educación virtual como educación tradicional en casa;deben entender que “la transformación digital de la educación no solo es enviar correos y hacer videollamadas, la educación en casa es acerca de manejar óptimamente las plataformas y los espacios virtuales para el conocimiento. Por eso, lo que hay que hacer es poner al servicio de los niños la tecnología y garantizar que ellos aprendan”. 

Recomendaciones para acompañar a los hijos en las clases virtuales

Antes de iniciar la educación virtual es importante que conozcas algunas estrategias para potencializar las habilidades de tus hijos e implementar de forma óptima este modo de estudio. A continuación, Juan Carlos González, psicólogo, líder coach y facilitador del programa “Posible” de la Fundación Universitaria Compensar, comparte algunas recomendaciones:

  1. Genera un aula de clase virtual: adecúa un espacio físico para la jornada escolar. Sé muy creativo y recursivo. Mira qué mueble o artefactos te pueden servir, por ejemplo, la pantalla de un televisor. 
  2. Crea rutinas y horarios: es importante seguir con una rutina que se cumpla con disciplina, que los niños se levanten a una hora fija, se alisten y estén conectados, por lo menos, diez minutos antes de iniciar la clase.
  3. Sensibiliza a tus hijos y a tu familia: habla con los niños  sobre la importancia de seguir una jornada académica, explícales que cada uno de los miembros de la familia tienen responsabilidades y parte de sus deberes está en cumplir con sus actividades académicas. Por lo tanto, deben estar conectados durante la jornada y tener preparados todos los materiales que se requieran para las clases.
  4. Involúcrate en la educación de tus hijos: muchas veces los padres desconocen lo que hacen sus hijos, asimismo, muchos hijos desconocen el trabajo de sus papás. Aprovecha esta modalidad de estudio para  relacionarte mejor con ellos y que logren conocerse más. 
  5. Haz que tus hijos disfruten del espacio: crea un espacio de calidez en el momento de conectarse. Motiva a tus hijos a estar felices y a disfrutar de la jornada académica. Evita los sermones y reproches para que estudien y, más bien, convierte estos momentos en un espacio para compartir. 
  6. Disfruta del tiempo en familia: aprovecha este modo de estudio para compartir con tus hijos.  Abre los ojos y valora esta oportunidad que te regala la vida para aprovechar mejor el tiempo y estar más unidos. 

Por otra parte, muchos padres relacionan el estudio en casa con la falta de socialización de los niños, frente a esta creencia Bourne piensa que “la educación virtual permite que los niños compartan con adultos, adolescentes, niños de su edad y más pequeños, ya sea porque reciben las mismas clases virtuales, como porque empiezan a hacen parte del entorno de sus padres y así pasan tiempo con adultos”.

Este es el momento de aprovechar y conocer mejor a tus hijos y entender cuál es su mejor forma de aprender. Es la oportunidad perfecta para no tragar entero sino buscar nuevas alternativas de estudio, porque como dice Denise, “la meta de los padres no debe ser que los niños estudien, su meta debe ser que los niños aprendan”.