Si estás pensando en la posibilidad de irte de casa pero tienes algunas dudas sobre temas económicos ¡no te preocupes! Encuentra en este artículo toda la información que necesitas.

A continuación encontrarás un presupuesto básico de los gastos mensuales que debes considerar antes de decidir irte del hotel mamá.

Arriendo:

Todo depende del lugar en el que desees vivir, hay personas que no escatiman en el valor de su nuevo hogar con tal de vivir cerca de su trabajo o universidad. Otras, por el contrario, prefieren ahorrarse unos pesitos viviendo en sectores más económicos así deban invertir más tiempo y dinero en su recorrido.

Existen diferentes opciones, desde apartaestudios, habitaciones, apartamentos o casas compartidas, todo varía dependiendo de cuál es tu presupuesto y qué comodidades quieras tener.

En Bogotá, una zona central e ideal para jóvenes o universitarios es la localidad de Chapinero, en donde encuentras habitaciones en arriendo (incluidos los servicios) desde $400.000 en adelante. Es importante informarse sobre cuáles son las áreas comunes a las que puedes acceder, pues en algunos lugares no está permitido utilizar la cocina.

De igual forma, si tu intención es vivir cómodo pero totalmente independiente, puedes optar por alquilar apartaestudios que cuestan, en promedio, $650.000 (sin incluir los servicios) o apartamentos desde $900.000 (sin incluir los servicios ni la administración).

Si estás pensando en comprar, tal vez sea tiempo de pedir tu primer crédito y de empezar a crear un historial crediticio en entidades financieras, requisito básico a la hora de adquirir vivienda propia. También puedes consultar los subsidios que otorgan las Cajas de Compensación o los que brinda el gobierno nacional con programas como Mi Casa Ya.

¡Recuerda que la mejor inversión es la vivienda propia!

● Servicios públicos:

Mensualmente llegan facturas de los servicios básicos como agua, energía y gas, el valor de estos depende del estrato del lugar donde vivas y del ahorro que puedas tener con los mismos.

Para comenzar, es preferible buscar un lugar que tenga incluidos estos servicios dentro del canon del arriendo, sin embargo, como no todos los lugares ofrecen esta opción, es importante conocer que el valor oscilará entre los $80.000 y $100.000 mensuales.

Si deseas tener internet, televisión y teléfono fijo, lo más recomendable es elegir un paquete, todo incluido, que no se salga de tu presupuesto.

Por ejemplo, las empresas operadoras que brindan estos servicios, dan la opción de comprar planes de telefonía + internet (5 megas) por $71.900, aproximadamente, esto para estrato 3. Es una muy buena elección porque con el internet podrás hacer uso de televisión en vivo.

Así mismo, para quienes quieran hacer uso del paquete completo, telefonía + internet (5 megas) + televisión digital, el valor será de $105.000 en adelante.

● Electrodomésticos básicos:

Posiblemente este sea uno de los gastos más grandes, lo bueno es que solo tendrás que comprarlos una vez.

En estos casos, una excelente opción es recolectar los electrodomésticos y utensilios del hogar que ya no usan tus papás, tíos o abuelos.

Otra de las tendencias que se han vuelto populares son los ‘apartashowers’, una celebración en la que enseñas a tus conocidos tu nuevo hogar y ellos te dan un empujoncito con un regalo que pueda ser útil para tu vivienda.

En esta categoría también están incluidos muebles del hogar como cama, mesa de noche, comedor, entre otros, y artículos para la cocina como vajillas, cucharas, ollas, etc.

Presta atención a las promociones que ofrecen los almacenes de cadena en ciertos momentos del año, podrás ahorrarte hasta el 50% en tus compras o recibir 2 artículos por precio de 1. Así mismo, es buena idea acercarse a sus outlets, pues allí ofertan sus productos, con pequeños imperfectos, a precios increíbles.

Ten un presupuesto de $2.000.000 para estas compras.

Recomendaciones:

● Procura cocinar en casa. Compra un buen mercado mensual, que puede tener un costo de $400.000, y prepara las comidas tu mismo. De esta forma ahorrarás mucho dinero al evitar comer por fuera a precios más elevados.

● Deja las compras impulsivas de lado. Es normal que deseemos comprar unos zapatos o una chaqueta que vimos, pero intenta evitar estos gastos y fijar un solo día del mes para comprar lo estrictamente necesario.

● Disfruta esta nueva etapa. Es normal tener días en donde extrañes mucho a tu familia y desees volver a la casa de tus papás, pero no te asustes, eso siempre pasa. Mejor disfruta cada momento, conócete a ti mismo y recuerda que lo más importante es dar el primer paso.

● Intenta siempre tomar el transporte público o hacer uso de medios alternativos de transporte como la bicicleta o los patines, de esta forma tendrás más dinero disponible para imprevistos u otros asuntos importantes.

● Si tu opción fue un apartamento, los gastos pueden dividirse entre la cantidad de personas con las que convives. ¡Es fundamental dejar claras las fechas de pago y las normas de convivencia!