Llegó diciembre y muchos empleados deciden tomarse unas merecidas vacaciones. Conozca cómo gestionarlas eficientemente, logrando mantener la productividad de su compañía.

 En Colombia, los empleados tienen derecho a disfrutar 15 días de vacaciones pagas al año, a excepción de los trabajadores del sector salud, quienes cada seis meses pueden tomarse estos días libres.

Las organizaciones pueden implementar vacaciones colectivas o dialogar con el colaborador para establecer la fecha a convenir, tarea que debe planearse de manera anticipada para evitar inconvenientes, sobre todo, en temporada navideña.

¿Cómo gestionarlas?

Lo primero es conocer y mantenerse actualizado sobre las normas que rigen el Código Sustantivo del Trabajo en Colombia, esto le ayudará a elegir y establecer las fechas adecuadas.

Después, comuníquele a sus empleados los criterios de adjudicación. Por ejemplo, existen compañías que cuentan con un sistema de prioridad para que algunos colaboradores puedan pedir vacaciones antes que otros. Es decir, empleados con hijos o que llevan mucho tiempo en la empresa.

Por último, establezca una herramienta para gestionar la información, esto hará que optimice el tiempo y cuente con un proceso de gestión de ausencia más eficiente. Recuerde que dependiendo del tamaño de su organización puede optar por instrumentos básicos como una tabla de Excel o contar con un software de recursos humanos.

Estrategias para no afectar su productividad

Para Diana Barrera, directora de metodologías de Acsendo, organización que evalúa, gestiona y optimiza el desempeño de talento humano, “ lo primero es comprender que las vacaciones no afectan la productividad de una empresa, al contrario, tiene un impacto directo en el mejoramiento del rendimiento y motivación del empleado”.

Sin embargo, señala que si no se realiza una planeación adecuada de recursos y tiempo sí puede afectar los procesos, “ en caso de las vacaciones colectivas conviene que la empresa notifique oportunamente para que los colaboradores dejen todas sus tareas listas. En caso contrario, quienes cubrirán a las personas que están de vacaciones deben conocer las tareas que asumirán durante este periodo”.

Además, deben recordarles que las vacaciones son para disfrutarlas, así que es bueno que se tomen este tiempo para conocer otras culturas, leer, aprender un nuevo deporte o hacer manualidades, “esto mantiene el cerebro activo en el periodo de descanso, haciendo que retomen sus laborales sin esfuerzo y con entusiasmo. Asimismo, durante este tiempo pueden crear soluciones que ayudarán a resolver alguna situación que se tenga en la oficina”, concluye Diana Barrera.

Las vacaciones promueven un buen clima laboral, estimulan la creatividad, aumentan el nivel de satisfacción de los empleados, haciéndoles entender que son el activo más importante de la organización. Por eso, es fundamental que usted, como empleador incentive a sus colaboradores a solicitar vacaciones con tiempo para hacer una planeación adecuada de sus recursos.

Por último, para aquéllos que no salen de la ciudad Compensar ofrece una gran variedad de planes, cursos y actividades al alcance de todos. ¡Así que bienvenidas las vacaciones!