Hombre estornudando sobre un escritorio mientras trabaja en casa

La contaminación ambiental es uno de los principales factores que produce rinitis alérgica. Por esta razón, te contamos todo lo que debes saber sobre esta patología crónica: ¿qué es? ¿cuáles son sus síntomas? y ¿cómo tratarla? 

Seguramente cuando  limpias el polvo de algún objeto has sentido picazón o congestión nasal; esto es lo que se conoce como rinitis alérgica, que de acuerdo con Karla Daniela Fernández, especialista en otorrinolaringología, rinología y cirugía endoscópica nasal “es una inflamación de las fosas nasales desencadenada por estímulos externos como el polvo, los insectos, el polen, hongos, mascotas, entre otros”.

Esta respuesta inflamatoria que suelen presentar personas predispuestas a este tipo de reacciones, produce diferentes síntomas como: “estornudos, comezón, picazón y sensación de nariz tapada”, señala Rodrigo Gómez, otorrino de Compensar.

De igual forma, la médico cirujano Karla Daniela Fernándezexplica que, “también se producen síntomas oculares como enrojecimiento, picor y lagrimeo. En caso de que el paciente presente otras alergias como dermatitis atópica puede generarse erupciones cutáneas”.

¿Cuál es el tratamiento de la rinitis alérgica?

De acuerdo con el doctor Rodrigo Gómez, “las personas que sufren esta enfermedad deben evitar el contacto con sustancias como el polvo o el polen, las cuales generan esta reacción”.

No obstante, “al ser una patología crónica, el paciente debe recurrir a medicamentos para así controlar sus síntomas. De esta manera, existen medicamentos de primera línea como los antihistamínicos que inhiben la liberación de histamina, mediador químico que produce los síntomas de la rinitis. Asimismo, se encuentran los corticoides nasales y para pacientes que sufren de asma concomitante se utilizan los antileucotrienos. Por último, están los descongestionantes nasales. Sin embargo, este tipo de medicina debe utilizarse con mucha precaución porque puede ocasionar efectos adversos”.

Por ello, los especialistas coinciden en que las personas que sufren esta patología deben acudir al otorrino para que sea quien determine el tratamiento más adecuado.

¿Qué pasa si no se trata la rinitis alérgica? 

Según la médico cirujano Karla Daniela Fernández, “los pacientes que no hacen seguimiento adecuado tienden a medicarse ellos mismos, por lo que, pueden presentar rinitis medicamentosa, patología producida por el uso indiscriminado de descongestionantes, generando formación de costras, sangrados frecuentes, empeoramiento de la obstrucción nasal, entre otras molestias”.

Asimismo, “esto produce un deterioro en la calidad de vida, ya que la rinitis alérgica es una de las enfermedades que genera mayor ausentismo laboral y escolar al ocasionar trastornos de sueño, roncopatía y trastornos mentales como depresión y ansieda”.

Por último, la especialista señala: “es importante anotar que muchos pacientes asmáticos presentan rinitis alérgica. Por lo tanto, si esta patología no se trata adecuadamente puede desencadenar crisis asmáticas, así como sinusitis”.

Así que, si presentas algunos de los síntomas mencionados anteriormente recuerda consultar a tu médico de cabecera para que sea él quien te indique el tratamiento a seguir.